Noticias

Informe N° 29 - Agosto 2007

 

Construcción en desaceleración
Por Lic. Pablo A. Lara y Lic. Evelin Dorsch de ESTRATECO Consultores

 

A medida que avanza 2007, y en línea con nuestras proyecciones, los indicadores confirman la desaceleración de la tasa de expansión del sector de la construcción y de la actividad inmobiliaria. Además, hay que distinguir la tendencia a la desaceleración del comportamiento errático que mostraron los índices sectoriales en los últimos meses, como consecuencia del factor climático adverso registrado durante los primeros meses del año. 

La actividad en la construcción y el mercado inmobiliario batieron records en 2006 y ahora se enfrentan al desafío de sostener lo alcanzado. El año pasado finalizó la etapa de recuperación, ya que el sector superó el nivel de actividad que había alcanzado en 1998 (máximo anterior). Ahora el crecimiento sectorial dependerá más estrechamente de la evolución de la economía real (es decir, de los ingresos de las familias y empresas) y, en este contexto, la convergencia a la tasa de crecimiento promedio de la economía es algo que no debe sorprender.

Para que el sector de la construcción pueda crecer sistemáticamente muy por encima del promedio de la economía, deberían superarse las restricciones que operan en la actualidad y que están vinculadas con la disponibilidad de mano de obra, de energía y con la capacidad de producción y logística de los proveedores de materiales. Incluso hay ciudades en las cuales existen restricciones adicionales vinculadas con la disminución de espacios disponibles para construir.

 

En el corto plazo, la mayoría de los factores limitantes señalados no podrán superarse, de forma que la desaceleración de la expansión sectorial y la convergencia a la tasa de crecimiento de la economía en general parecen inevitables.

Además, el intento de llevar a cabo más desarrollos que los posibles seguirá traduciéndose en aumentos sistemáticos de los costos de construcción que, combinados con las señales de estabilización del mercado inmobiliario, terminarán por desalentar a los proyectos menos atractivos.

En lo que respecta a la construcción de viviendas, su dinámica estará crecientemente vinculada a la evolución de los ingresos familiares y a su capacidad de endeudamiento (relación cuota-ingreso). Es decir, la performance dependerá de la incorporación de las familias de ingresos medios a la demanda efectiva de viviendas. Este proceso muestra una recuperación incipiente, pero su evolución será gradual en el tiempo. Mientras tanto, la recuperación de la construcción destinada a actividades comerciales, industriales y logísticas, hará que estos segmentos ganen participación en el nivel de actividad total y contribuirán a dinamizar la actividad sectorial.

En consecuencia, para un correcto posicionamiento se debe tener en claro que el conjunto de la actividad seguirá creciendo durante 2007 y que marcará un nuevo máximo. Pero, también debe tenerse en cuenta que la tasa de expansión será muy inferior a la de años anteriores y que la convergencia al ciclo económico general constituye una realidad insoslayable. En un contexto en el cual la torta crece más despacio, se intensifica la competencia por captar la demanda y se requiere mayor sintonía fina a la hora de elaborar un nuevo proyecto de inversión.

Los números del sector al primer semestre de ‘07

En junio el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) registró un incremento desestacionalizado de 1,4% mensual (4,3% interanual) y quedó ubicado 5,3% por encima del nivel registrado en el último mes de 2006.

De esta manera, y en línea con lo planteado en la sección anterior, en el primer semestre de 2007 la actividad de la construcción acumuló una expansión sólo 4,1% interanual, cifra que resultó muy inferior a la observada entre similares períodos de 2005 y 2006 (21,4%).

 
 

En particular, en lo que transcurrió del año los segmentos más dinámicos fueron los vinculados a la obra pública, tanto de infraestructura como viales, que registraron incrementos por encima de 7%. Del lado de la construcción privada, los edificios para destinos no residenciales registraron una tasa de crecimiento de 5,7% interanual. En cambio, el principal componente de la inversión en construcción, la edificación de viviendas, creció sólo 2,9% interanual. Por último, y no sorprendentemente, la obra petrolera fue la única tipología que disminuyó entre los períodos analizados.

En consecuencia, las estadísticas del primer semestre muestran que en 2007 los motores de la actividad están cambiando gradualmente hacia la construcción privada no residencial y la obra pública, si bien es cierto que el aporte de la construcción de viviendas continuó siendo el más importante (44,4%). La primera tipología explicó 30% del crecimiento del nivel de actividad sectorial y su aporte fue equiparado por el de la obra pública (viales + otras obras de infraestructura). Tal como destacamos en Informes anteriores, el mayor dinamismo de las construcciones privadas no residenciales está vinculado con las señales que comenzaron a enviar los precios de estos inmuebles a partir del segundo semestre del año pasado. El análisis de los permisos de construcción que realizamos en la próxima sección confirma lo planteado.

 
 

En línea con la dinámica descripta por las diferentes tipologías de obra, los insumos que registraron las tasas de expansión más significativas fueron el cemento portland y el asfalto. En cambio, las ventas de pisos y revestimientos cerámicos y pinturas registraron caídas en relación al primer semestre del año pasado, lo que estaría relacionado con la menor cantidad de refacciones que se observa en la actualidad. 

 
 

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.