Noticias

Construya Noticias Nº 13

 


La rica historia de Ferrum

 

La empresa es una institución casi centenaria y por ello cuenta con una historia rica, llena de grandes acontecimientos y pequeñas anécdotas. Aquí un repaso de su trayectoria. 

 

La empresa 'madre'

En 1897, don Antonio Lavazza fundó una fábrica de utensilios para cocina de hierro enlozado, en la ciudad de Avellaneda, provincia de Buenos Aires. Estaba ubicada sobre la calle Asunción (actual monseñor D´andrea), en la manzana lindante con planta Avellaneda, donde hoy se encuentra un mercado de abasto.

Nace Ferrum 

A mediados de 1911, se constituye una sociedad anónima: la Compañía Introductora de Buenos Aires, que compra el activo y el pasivo de la fabrica de artículos 'enlozados, galvanizados y estañados' de Antonio Lavazza. La nueva empresa recibió el nombre de Ferrum Industria Argentina de Metales S.A. y continuará sus actividades en el mismo lugar físico donde fuera fundada. Su primer presidente fue el doctor Tomás A. Le Bretón, quien se mantendría en el cargo hasta 1918.

 
 

Primeras memorias, primeras acciones…

Cada año, la empresa realiza e imprime un texto denominado Memoria y balance, que constituye un control de la situación económica y financiera, y resume las acciones más destacadas durante los últimos doce meses. Allí encontramos datos interesantes que perfilan algunas de las características de nuestra empresa.

1912: Ya en el primer año se advertía el crecimiento. 

'Hemos tenido que luchar una vez más con una competencia muy activa por parte de los importadores del artículo europeo; sin embargo, hemos logrado aumentar la cifra de nuestras ventas. Se han hecho durante 1912 bastantes ensanches e instalaciones nuevas.'

1915: Protección de sus empleados.

'El directorio ha creído conveniente formar un fondo de pensiones que sirva para organizar un fondo de retiro y jubilaciones de los obreros y personal subalterno de la fábrica(…)'.

 

1918: El primer fundador acompañó a la empresa.

'Hemos aceptado con sentimiento la renuncia de nuestro director técnico señor Antonio Lavazza, quien después de estar al frente de la fábrica desde su fundación, se ha retirado para descansar de las tareas activas y atender sus intereses.'

1920-1930: hechos destacados de esta década 

La década que se extiende desde el año 1920 hasta el 1930 constituye un período muy importante para el crecimiento de Ferrum, ya que se construye nuestra actual planta Avellaneda. 

Como ya sabemos, desde su nacimiento, Ferrum fue precursora en la Argentina de la producción de utensilios de cocina y de higiene de hierro enlozados; también fabricaba artículos galvanizados y estañados. La planta de menaje –que tiene gran desarrollo durante estos años– amplía la variedad de artículos producidos. Veamos cuáles eran esos productos:

En chapa enlozada: todo tipo de utensilios de cocina (cacerolas, jarros, pavas, etc.); también un elemento curioso para nuestra época: unos discos de publicidad que se colocaban en las columnas que sostenían los cables donde corría el tranvía.
En chapa galvanizada: baldes, tachos, palanganas, bañeras para chicos.
En hierro fundido: bañeras; también heladeras y cocinas (bajo la marca 'Bulldog').
En esta planta también se fabricaron –por primera vez en nuestro país- cocinas eléctricas y a gas de chapa enlozada, y heladeras eléctricas familiares.
Las marcas que distinguían a estos productos eran DURASMALT, DURCELEST, BULLDOG, DURINOX, DURACOTA, DURAFER.

Veamos qué nos cuentan las Memorias anuales de la empresa sobre esta década:

1920 (1º de enero): Se abre el consultorio médico, en tiempos en que aún no existían las obras sociales ni las medicinas prepagas.

'Velando por la salud y bienestar del personal, la Sociedad instaló un Consultorio Médico, brindando, además, medicamentos gratis tanto a los empleados y obreros como a los miembros de sus familias'.

 

1921: Comienzan las necesidades de expansión

'... el Directorio (está) persuadido de que tarde o temprano la completa reedificación de la fábrica se hará indispensable, si se ha de estar en condiciones de hacer frente a la competencia extranjera que sin duda alguna se hará sentir en forma aguda y en un futuro cercano...'

1926: Ferrum crece

En este año se compran los terrenos propiedad del entonces Ferrocarril del Sud.

'... se ha hecho sentir en forma creciente la competencia del artículo importado a precios debajo de su costo en Europa. A fin de hacer frente a esta situación, el Directorio resolvió apresurar la reedificación de la fábrica ya prevista y, después de adquirir un terreno adecuado contiguo a los existentes, contrató la construcción en tal forma que espera dar comienzo a la producción en la misma, en el próximo mes de marzo de 1927'.

 
 

1927: Nace la nueva planta Avellaneda

Y llegó el año en que se construye la nueva fábrica: nuestra actual planta Avellaneda, con frente principal a la calle España. Se termina en un tiempo récord para la época: sólo 48 semanas. Veamos lo que dicen las Memorias: 

'La construcción de nuestra fábrica toca a su término, habiendo trasladado ya las máquinas e instalaciones y habilitando algunos departamentos. En ella hemos introducido un sistema completamente moderno de fabricación con el que disminuiremos aún más nuestro costo de producción.'

El texto hace referencia al montaje de modernas maquinarias adquiridas en el exterior: nuestra planta fue una de las primeras del mundo en emplear hornos continuos para vitrificar el enlozado (las piezas van transportándose colgadas en el interior del horno hasta que salen listas); también debe destacarse la introducción de prensas múltiples, máquinas para el moldeado de los artículos metálicos, que –en la época– agilizaron enormemente la elaboración de los productos y mejoraron su calidad. 

El final de la década...

1929: Las Memorias nos relatan el fallecimiento de don Antonio Lavazza, el creador de aquella pequeña fábrica de utensilios que dio origen a Ferrum. 

1930: La empresa adquiere una fábrica de bañeras y lavatorios de hierro enlozado, llamada Skalla & Cía. También se venden los terrenos de la antigua fábrica, donde había comenzado la historia de Ferrum.