Noticias

Construya Noticias Nº 14

 



Arquitectos en la historia: Amancio Williams

 

Amancio Williams (1913-1989), es un destacado arquitecto argentino que, entre 1943 a 1946, construyó, en las afueras de la ciudad argentina de Mar del Plata, la Casa del Puente. La misma fue levantada sobre un angosta corriente de agua (hoy desaparecida). El corazón de esta vivienda ya no es la distribución de formas, la pulcritud de un diseño. Su sentido es ahora su poder de comunicación.

 

Más sobre la casa, obejto de estudios de los arquitectos y de los alumnos de la carrera. Dicen los libros de arquitectura: 'la casa debe unir, comunicar dos orillas, dos márgenes de la tierra. Así, la casa es puente. Y el puente es lo que atraviesa, lo que surca, lo que se adentra en la vena del espacio natural, del espacio mismo. La casa de Williams se sumerge en la espacialidad donde existen comunicados y de manera simultanea los follajes de la naturaleza y la construcción humana. Por eso, la Casa del Puente respira junto a las cabelleras de hojas, los rizos de la vegetación exultante'.

 
 

CASA DEL PUENTE - MAR DEL PLATA 1945.

Está ubicada en las calles Matheu, Funes, Saavedra y las vías del ferrocarril Gral. Roca. La Casa del Puente, también conocida como Casa del Arroyo, es obra del Arq. Amancio Williams, último representante del período purista del Movimiento Moderno, que introdujo cambios revolucionarios en la forma de entender y hacer arquitectura en Argentina. Con una soberbia implantación paisajística, en medio de una frondosa arboleda, la construcción desarrolla características tecnológicas de vanguardia para cubrir el Arroyo de las Chacras, a la manera de un puente.

Otras opiniones explican que fue concebida como una 'forma' inserta en el espacio, y tanto su estructura como sus materiales (hormigón martelinado, a la vista) están mostrados al desnudo. 'Esta casa es el testimonio casi solitario de una arquitectura que quiso ser universal, pero cuyo carácter abstracto e intemporal no le permitieron arraigarse en el gusto popular'. La obra fue dirigida por el arquitecto Williams entre los años 1943 y 1945, y fue residencia de su padre Alberto Williams, célebre compositor argentino.

 

La vida de Amancio Williams:

En 1947, viajó a Europa, donde conoció a Le Corbusier; su amistad con el maestro se refleja en la prolífica correspondencia que intercambiaron. Entre 1948 y 1953, construyó tres hospitales en Corrientes, Argentina. Simultáneamente construyó viviendas unifamiliares, diseñó muebles y, sobre todo, investigó los vínculos entre la arquitectura, el medio ambiente y el espacio urbano.

En 1945, realizó un anteproyecto para el aeropuerto de Buenos Aires que lo situaba en la orilla del Río de la Plata. En 1951 y 1952, desarrolló los estudios de la ‘bóveda cáscara’ (de 5 cm de espesor) que, aunque es autoportante, puede soportar cargas extraordinarias en virtud de su forma. Entre el resto de su obra cabe destacar el proyecto para el pabellón de exposiciones de Palermo (Buenos Aires, 1966); la embajada de Alemania en Buenos Aires (1968); una casa en el Boating Club de San Isidro (Buenos Aires, 1969) y el proyecto para la fábrica Igam, en la provincia de Córdoba (1962). En 1964, le fue encomendado un monumento en Berlín, como homenaje a la reconstrucción de la ciudad alemana. 

 
 

Muchos de estos trabajos han sido expuestos en diversas universidades, habiendo obtenido importantes distinciones, y publicados en gran número de libros y revistas especializadas de diversos países, siendo allí elogiados por personalidades como Le Corbusier, Max Bill, Georges Candilis, entre otros.