Noticias

Informe N° 31 - Octubre 2007

 

Actividad sectorial
Por Lic. Pablo A. Lara y Lic. Evelin Dorsch de ESTRATECO Consultores

 

En agosto el sector de la construcción, según el ISAC que elabora el INDEC, creció 0,8% desestacionalizado en relación al mes anterior, lo que implicó una recuperación parcial con respecto a la caída de casi 3% que había registrado durante julio (producto de las restricciones energéticas).

En términos interanuales esto implicó un aumento de sólo 5,4%, con lo cual el sector acumuló un incremento de 4,9% en los primeros ocho meses de 2007, mostrando una fuerte desaceleración en el ritmo de expansión con respecto a lo observado entre similares períodos de 2005 y 2006. 

 
 

¿Quiénes traccionan la actividad?
 
La distinción por tipologías de obras mostró que las más dinámicas del período considerado fueron las obras públicas, tanto de infraestructura como viales, que en conjunto explicaron 22% del aumento interanual del nivel de actividad sectorial.

Entre las obras privadas, la construcción de viviendas registró una tasa de expansión de 4,2% interanual, aunque como se trata de la tipología de obra más importante, explicó más de la mitad del incremento señalado en el nivel general. Por su parte, las construcciones no residenciales explicaron 24% de la expansión acumulada por el sector en lo que va del año, con un crecimiento de 6,0%. En cambio, las construcciones petroleras se mantuvieron prácticamente sin cambios en comparación con el  acumulado de los primeros ocho meses de 2006 (1,6%).

En agosto la superficie autorizada para realizar obras privadas en los principales 42 municipios que releva el INDEC, interrumpió tres meses consecutivos de contracción y arrojó un alza de 6,5% interanual. Con esto, el total de metros cuadrados autorizados en lo que va del año apenas superó en 0,9% al total aprobado en los primeros ocho meses de 2006. 

 
 
 
 
En el marco de la desaceleración señalada en los párrafos anteriores, en 2007 esperamos que el ISAC, que considera solamente los despachos de insumos al mercado interno, se ubique 5% por encima del promedio del año pasado. De esta forma, desde que se elabora la serie (iniciada en 1993), sería la segunda vez que la tasa de crecimiento promedio anual es de un solo dígito y sería la primera vez que se da esta situación desde que el sector comenzó a recuperarse de la crisis de 2001-2002.
 
¿Qué explica la desaceleración sectorial?

Tal como venimos señalando en los últimos meses, la construcción y el mercado inmobiliario batieron records en 2006 y ahora enfrentan el desafío de sostener lo alcanzado. A medida que avanza el año, los indicadores confirman la desaceleración de la tasa de expansión de la edificación y comercialización de propiedades inmuebles.

La desaceleración del nivel de actividad se explica por dos hechos. Por un lado, la convergencia a una tasa de expansión menor producto de la transición desde una etapa de recuperación a una de crecimiento. Por el otro lado, la reducción de la rentabilidad de la inversión en construcción, producto de la aceleración de los costos en un contexto de estabilización de los precios de venta.

El aumento ininterrumpido que registró el nivel de actividad de la construcción en los últimos años, impulsó el nivel de utilización de la capacidad instalada de las empresas productoras de insumos y el nivel de ocupación laboral hasta agotar los recursos ociosos, impactando finalmente sobre los costos de la construcción. Además, hay que tener en cuenta que la producción de insumos para la construcción enfrenta los mismos problemas que otros sectores industriales manufactureros, en especial el mayor costo asociado a la provisión de energía y las restricciones logísticas. En el caso del empleo, además de la escasez de mano de obra calificada, es necesario tener en cuenta el efecto sobre el costo de la mano de obra del aumento de la formalidad laboral.
 
En lo que respecta a los espacios urbanos disponibles, a medida que creció la actividad se fueron ocupando y ello impulsó su precio. Frente a la estabilización de los precios de venta, esto se tradujo en un aumento de la incidencia del costo del terreno en el valor total del proyecto y, en consecuencia, la rentabilidad de los proyectos descendió. Incluso, este proceso impidió la posibilidad de llevar adelante algunos proyectos, sobre todo en las zonas más dinámicas y en las que se ubican los proyectos de alta gama.

En cuanto a la desaceleración del mercado inmobiliario, que se refleja en una estabilización de los precios de venta, ella responde al agotamiento del proceso de sostenimiento del nivel de actividad sectorial con fondos propios. La paulatina incorporación de la demanda del segmento de ingresos medios, que requiere el complemento del crédito hipotecario, es un proceso lento y gradual, con lo cual todavía no alcanza para reemplazar al primero. Peor aún, a partir del shock financiero internacional de los últimos meses, este segmento resultará particularmente afectado por el aumento del costo del financiamiento y la menor predisposición de las entidades financieras a prestar recursos a largo plazo.
 
En este contexto, si bien la obra pública y las obras privadas no residenciales se muestran más dinámicas, tanto en la medición del nivel de actividad sectorial como en los permisos de construcción, estas no alcanzan a compensar la desaceleración de la construcción de vivienda que constituye la principal tipología de obra.
Por lo tanto, durante 2007 el sector de la construcción marcará un nuevo máximo de actividad, pero la tasa de crecimiento exhibirá una significativa desaceleración con respecto a los años anteriores. Hacia futuro, el principal desafío sectorial pasa por sostener nivel de actividad alcanzado.
 

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.