Noticias

Construya Noticias Nº 15

 

Arquitectos Argentinos: Matías Gigli

 



'Siempre hay un mejor edificio para un lugar determinado'

 
Con más de 20 años de profesión, el destacada arquitecto Matías Gigli, del estudio Aslan y Ezcurra, habla de sus comienzos, de los concursos como su especialidad. También se refiere a Construya y a la calidad. 
 

EL arquitecto Matías Gigli tiene 47 años y ya lleva más de 20 años de profesión desde que se recibió en la FADU-UBA. Eligió la arquitectura porque 'vengo de una familia de arquitectos, mi Padre, mi Madre y mis abuelos. Es como una disciplina familiar y uno lo tiene incorporado desde siempre', comenta.

Gigli, luego de terminar la facultad, estuvo diez años en Bellas Artes en la Escuela Ernesto de la Cárcova, es decir que tiene dos carreras, 'luego volví a la facultad', apunta. Y dice que aunque siempre trabajó de arquitecto, después retomó la docencia y me vinculé a la actividad gremial es consejero y está en la parte de Concursos de la Sociedad Central de Arquitctos. 

 

Sostiene que los concursos fueron el medio para materializar las búsquedas arquitectónicas y sensibles. Siempre trabajó, incluso desde antes de recibido 'en el estudio de mis viejos Aslan & Ezcurra. Aunque en los últimos 10 años hice algo más personal, ya no tanto trabajar en equipo, quise buscar un perfil propio, es así que en siete años hice más de 25 concursos'.

Sobre el tipo de arquitectura que le gusta, Gigli responde que 'en este momento en la profesión hay una pluralidad de ideas sin tantos dogmatismos. Hay una vuelta al compromiso con el medio ambiente, con la racionalidad constructiva y con la economía de medios'.

 
 

'Uno hace concursos para todos los lugares, Chubut, Concordia, España, es que siempre hay un mejor edificio para un lugar determinado', subraya el profesional. A la hora de hablar sobre la arquitectura que más le gusta, opina que en cada país hay arquitectos que responden a distintas situaciones. 'Me gustan los arquitectos menos espectaculares como Alvaro Siza, Paulo Méndez Da Rocha, Rogelio Salmona en Colombia, aquellos que están vinculados con la escala de su propio país, que tienen un fuerte arraigo con su lugar de origen, que es lo que uno más conoce'.

Sobre Construya y la calidad en la construcción, deja un concepto interesante: 'la calidad constructiva es fundamental, uno hace un producto industrial, racional, no hace una individualidad'.

También apunta: 'se debe hacer un estudio racional de temas constructivos. Hoy se trabaja a una escala más chica, se van completando los barrios de la ciudad'.   

 
 

De las obras que más admira acota: 'estuve recientemente en la ciudad de Brasilia y la arquitectura moderna de Niemeyer, aquella de los años de la fundación de la ciudad como el Palacio de Justicia o el Teatro Nacional me impactaron mucho. Tienen entre 30 y 40 años y siguen estando bien y sirven al entorno, se valora el hormigón'.

De los proyectos que le quedan en el tintero, expresa: 'me gusta todo lo que sea obra pública, me gusta el esparcimiento, los teatros, centros de convenciones, todo espacio donde la gente pueda ir en multitudes'.

 
 

Sobre las obras que se realizan en la Plaza del Teatro Colón, concurso que ganó hace un largo tiempo, comenta: 'es una plaza seca que va a tener una situación de encuentro con espectáculos al aire libre. Son 10 años entre que ganamos el concurso y la obra terminada, tiempo suficiente para poder seguir mejorando el proyecto'.