Noticias

Informe N° 34 - Enero 2008

 

Actividad sectorial agregada
Por Lic. Pablo A. Lara y Lic. Evelin Dorsch de ESTRATECO Consultores

 

En noviembre, el nivel de actividad de la construcción marcó un nuevo récord, al exhibir un incremento de 2,4% con relación al mes anterior (desestacionalizado).

De esta forma, en el acumulado de enero-noviembre de 2007, el nivel de actividad sectorial que releva el INDEC a través del ISAC registró una expansión de 5,3% con relación al promedio del mismo período de 2006. Es importante destacar que la mitad del crecimiento fue producto de la dinámica de la construcción privada de viviendas, mientras que la otra mitad se explicó de la siguiente forma: un cuarto lo aportaron las obras privadas para destinos comerciales y el restante 25% las obras públicas, tanto viales como de infraestructura. Las obras vinculadas al sector petrolero no tuvieron peso en el comportamiento del sector de la construcción, producto de los desincentivos que existen para exploración y explotación, a partir de la política regulatoria que en materia de precios de los bienes energéticos se viene aplicando en los últimos años.

 
 
 

A lo largo del año que acaba de finalizar, tanto las obras públicas como las privadas no residenciales fueron las que mayores tasas de crecimiento mostraron. Lo mismo se observó al analizar las estadísticas referidas a superficie autorizada para construir (aunque, esto sólo es aplicable a las obras privadas no residenciales). No obstante ello, no pudieron compensar la fuerte desaceleración de la construcción de viviendas, que se mantuvo como la principal tipología de obra.

Durante 2007, y aunque todavía resta conocer el dato de diciembre, el sector de la construcción marcará un nuevo máximo de actividad. Pero, al mismo tiempo, la tasa de crecimiento exhibirá una significativa desaceleración con respecto a las de años anteriores. En lo que respecta a la Inversión Bruta Interna Fija (IBIF) en construcción, que en 2007 se ubicará alrededor de 7% por encima del nivel de 2006, en 2008 estimamos que su tasa de crecimiento se ubicará entre 0% y 3% anual.

Con estos guarismos, la inversión en construcción redujo a la mitad su aporte al crecimiento de la economía en 2007. Tras explicar 28% de la expansión sectorial interanual de los tres primeros trimestres de 2006, que alcanzó a 8,4% en términos reales, este año el aporte fue de sólo 12% en el mismo período en el que la expansión real de la economía equiparó la cifra del año anterior.

En los primeros 9 meses de 2007 la IBIF registró una expansión de 13% en términos reales en relación con el mismo período del año anterior, como consecuencia de la expansión de 22,5% de la inversión en equipo durable y de 7,2% de la inversión en construcción. Con este comportamiento, la construcción absorbió 63% de la IBIF y 14% del producto.

La superficie autorizada para construir en el ámbito de los principales 42 municipios del país acumuló una leve contracción (-1,2%) en el período considerado, ubicándose en 8,5 millones de m2. Casi un cuarto de la mencionada superficie correspondió a la Ciudad de Buenos Aires. Una mayor desagregación de los permisos de la Ciudad nos permite observar la retracción del nivel de actividad de las ampliaciones, mayor participación de la construcción no residencial y en el caso de la construcción residencial, una retracción de la autorización de unidades suntuosas, desaceleración del crecimiento de las unidades lujosas y una mayor participación de las unidades confortables y sencillas sobre el total autorizado. 

 
 

La desaceleración del nivel de actividad se explica por dos motivos. Por un lado, el sector de la construcción está operando casi al límite de su capacidad. Este techo por el lado de la oferta no sólo está explicado por las restricciones impuestas por la cuestión energética y la lenta maduración de los proyectos de inversión para incrementar los despachos al mercado. También responde a la escasez de terrenos urbanos aptos y de mano de obra especializada para cubrir puestos de trabajo vacantes. Por el otro lado, la reducción de la rentabilidad de la inversión en construcción, producto de la aceleración de los costos en un contexto de estabilización de los precios de venta, desalienta la construcción masiva de nuevos desarrollos.

En lo que respecta a la obra pública, la necesidad de balancear el incremento del gasto público y provocará una reducción de la inversión pública en construcción en términos reales. En el mismo sentido operará la necesidad de renegociar contratos de obras, producto del mayor aumento de costos en relación con lo pautado al inicio de las mismas.

Tal como surge de la evolución reciente de los indicadores sectoriales que marcarán en 2007 un nuevo récord de actividad y de la superficie autorizada para construcción, que funciona como un indicador adelantado, esperamos que en 2008 la desaceleración del nivel de actividad sectorial sea más acentuada en la medida en la que los factores destacados como limitantes del crecimiento sectorial, tanto desde la oferta como desde la demanda, acentúen su impacto, especialmente en la construcción de viviendas.

 
 

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.