Noticias

Informe N° 37 - Abril 2008

 

Coyuntura sectorial
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

En los primeros dos meses del año la actividad de la construcción exhibió un importante dinamismo en comparación con lo observado un año atrás. En enero creció a un ritmo de 13,4% interanual, ritmo que mantuvo durante febrero (13,9% anual).

¿Qué hizo que el sector pudiera crecer a las tasas más altas del último año y medio?
Tal como indicamos en Informes anteriores, esta performance a primera vista sorprendente, no es tal cuando se profundiza en el análisis. Por un lado, hay que tener presente que la serie del ISAC suele mostrar tasas de cambio bien diferentes en los primeros meses de cada año, dependiendo del factor climático que suele afectar su desempeño y del mes del verano en que implementen las paradas técnicas los fabricantes de insumos.

Pero, por otro lado, las limitaciones que se registraron en materia energética en los últimos años en los períodos más críticos del invierno, también comenzaron a modificar la estacionalidad de la producción en varias ramas de la industria manufacturera. En la medida que los fabricantes de insumos, al igual que otras ramas manufactureras, están operando al máximo de sus posibilidades, producción y despachos (ventas) deberían estar altamente correlacionados. En consecuencia, una porción de la aceleración que registró el ISAC, que mide la evolución de la construcción a través de los despachos de insumos al mercado interno, podría haberse explicado por esta razón. En particular, algunos sectores podrían haber aprovechado los meses del verano para recuperar el terreno perdido durante el invierno precedente, y otros para adelantar producción que deberían llevar a cabo durante el próximo invierno. Todo esto modifica las fechas tradicionales de las paradas técnicas del verano y provoca que las series estadísticas también exhiban tasas de crecimiento muy diferentes a las registradas en veranos anteriores. 

 
 

El factor climático y el cambio de estacionalidad podrían estar explicando la aparente aceleración del ritmo de crecimiento de la construcción en el inicio del año. Por ello, no modificamos el escenario general de altísimo nivel de actividad sectorial (de hecho, en febrero el ISAC marcó un nuevo máximo), con tasa de crecimiento en franca desaceleración, producto de las restricciones que operan del lado de la oferta y de la disminución de la rentabilidad de los proyectos.

En línea con lo expuesto, la serie desestacionalizada del ISAC mostró que durante el primer bimestre se acumuló un crecimiento menor en contraste con lo observado en los inicios de 2007. En comparación con diciembre del año anterior, el ISAC acumuló una suba de 3,3% en lo que transcurrió de 2008. En cambio, entre diciembre de 2006 y febrero de 2007 hizo lo propio en 4,2%.

Al ritmo de la edificación de inmuebles (residenciales y no residenciales)

Cuando se desagrega el ISAC por tipo de insumo, se observa que fueron las pinturas, los ladrillos y el hierro redondo, los que crecieron claramente por encima del promedio general. En particular, los despachos de pinturas crecieron 30,2% con relación a enero-febrero de 2007, lo que representó un comportamiento atípico para el período en función de lo observado en los últimos tres años. Los ladrillos y el hierro redondo hicieron lo propio en 18,1% y 17,1% interanual, respectivamente. Por su parte, los despachos de cemento portland, principal componente del índice, mostraron un crecimiento de 9,5% interanual, y los pisos y revestimientos cerámicos registraron un incremento de 14,9%. 
 

 
 

En función de lo expuesto en el párrafo anterior, en el primer bimestre del año las construcciones residenciales y las edificaciones para destinos no residenciales, fueron las más dinámicas de todas las tipologías de obras consideradas. Las primeras exhibieron un crecimiento de 16,2% interanual con relación al primer bimestre del año pasado, y las segundas se expandieron a un ritmo de 13,0% interanual.

En función de la dinámica descripta por las diferentes tipologías de obra y de su importancia en la conformación del ISAC, alrededor de 70% del crecimiento de este indicador en los primeros dos meses del año estuvo explicado por la edificación de viviendas. Las construcciones no residenciales explicaron otro 18,5% de la expansión acumulada. 

En tanto, las otras obras infraestructura (no viales ni residenciales) y las construcciones petroleras mostraron recuperaciones de 11,1% y 10,6%, respectivamente, en comparación con enero-febrero del año pasado. Por su parte, las obras viales continúan casi estancadas. En términos interanuales, en el primer bimestre de 2008 registraron una suba de apenas 1,6% (los despachos de asfalto cayeron 16,3% entre los períodos analizados, pero también hay obras en las cuales se utiliza al cemento). 
 

 
 
 

El futuro próximo según los permisos y los constructores

En los primeros dos meses del año se autorizó a construir una superficie total de 1.605.510 metros cuadrados en los principales 42 municipios del país. Este dato, preliminar porque no todas las municipalidades aportan las cifras en tiempo y forma, resultó 16,8% superior al del primer bimestre del año pasado.

Nuevamente, surge la pregunta: ¿Estamos frente a las puertas de una nueva aceleración de la actividad sectorial? Es difícil arriesgar una afirmación concluyente a esta altura del año. Pero hay que tener en cuenta que por primera vez en cinco años, durante 2007 la superficie autorizada por los 42 municipios relevados no creció con relación al año anterior, lo cual es congruente con la desaceleración de la actividad registrada durante 2007 y que esperamos que continúe a lo largo del año en curso. Además, es importante recordar que durante el segundo semestre del año pasado el área aprobada registró una caída de 2,8% interanual, algo que no se observaba desde los tiempos de la última crisis.

Por lo tanto, la mayor superficie autorizada en los primeros dos meses del año vendría a compensar la pérdida de superficie autorizada en la segunda parte del año pasado, contribuyendo a sostener el alto nivel de actividad sectorial, en un contexto de desaceleración de la tasa de crecimiento, tal como planteamos más arriba.

Por su parte, los constructores mantuvieron una posición más conservadora con relación al futuro inmediato, ya que la mayoría esperaba que durante el mes que acaba de finalizar la actividad se mantuviera estable y sólo un quinto del total esperaba una mejora. Entre tanto, en lo que respecta a la satisfacción de las necesidades de personal, 30% de los que constructores continuó señalando que tuvo dificultades durante febrero pasado (básicamente de personal técnico, profesional y capataces de primera). 

 
 

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.