Noticias

Informe N° 38 - Mayo 2008

 

Coyuntura sectorial
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

En marzo el desempeño de la actividad de la construcción, medida a través del ISAC, que considera los despachos de los principales insumos al mercado interno, resultó principalmente afectado por el paro agropecuario. Los masivos cortes de ruta que realizaron los productores para manifestar su rechazo a la implementación de las retenciones móviles, hicieron que la circulación de bienes fuera muy dificultosa. A esto se agregó la Semana Santa ‘extendida’, que redujo también la cantidad de días hábiles.

En un contexto de retracciones generalizadas, el ISAC exhibió una caída de 0,9% mensual desestacionalizada (en el caso de la industria manufacturera, el descenso fue de 1,7% mensual desestacionalizado). De esta forma, entre puntas del primer trimestre el crecimiento sectorial se redujo a 1,7% (sin estacionalidad).

En función de lo señalado más arriba, la comparación con el mismo mes del año anterior también arrojó una marcada desaceleración. El sector mostró una tasa de expansión de 6,9% anual en marzo, haciendo que la acumulada en el primer trimestre del año descendiera a 11,1% (había sido de 13,1% en los primeros dos meses del año).

La performance descripta en el período enero-marzo puede sorprender, pero no resulta útil para proyectar lo que resta del año. En primer lugar, porque la serie del ISAC suele presentar tasas de variación muy distintas en los primeros meses del año, producto de los eventos climáticos (este año más benigno) y de los períodos en los cuales realizan las paradas técnicas los productores de insumos.

En segundo lugar, el desempeño sectorial fue afectado por las limitaciones energéticas, sobre todo durante el último invierno. Esto empezó a impactar sobre la estacionalidad de la producción en diferentes ramas de actividad. Recordemos que la mayor parte de los sectores industriales venían operando al máximo de sus posibilidades. Por lo tanto, algunos habrán aprovechado el verano para ‘poner al día’ la producción o bien para adelantarse al próximo invierno. Si es cierto que se está modificando la estacionalidad de las paradas técnicas, entonces las series estadísticas exhibirán un comportamiento diferente del histórico (más elevado en los meses del verano) y el valor de las comparaciones interanuales se reducirá. 

 
 

1º trimestre ’08 – Construcción residencial, motor de la actividad; ¿y a futuro?

En marzo los despachos de hierro redondo y de pinturas se mantuvieron como los más dinámicos, con tasas de crecimiento interanual en torno a 18,0%, en tanto los despachos de ladrillos se ubicaron en tercer lugar, con un incremento de 9,7% interanual. Por su parte, los envíos de cemento portland y de pisos y revestimientos cerámicos se mantuvieron en el mismo nivel de un año atrás. En el primer caso aumentaron 1,0% y en el segundo 0,4%. En cuanto al asfalto, se profundizó la tendencia negativa, con una caída de 13,7% interanual.
 
Al compararse el primer trimestre del año con igual período del año pasado, los comportamientos fueron similares a los descriptos en el párrafo anterior. Las tasas de cambio se pueden observar en el siguiente gráfico.
 

 
 

La desagregación del ISAC por tipología de obra mostró que las construcciones de viviendas fueron las más dinámicas en el primer trimestre de 2008, con una tasa de expansión de 13,2%. En segundo lugar se ubicaron las construcciones de edificios para otros destinos (no residenciales),  con una tasa de incremento de 11,3%.

Al mismo tiempo, las estadísticas dieron cuenta de la fuerte desaceleración en marcha, la que alcanzó a todas las tipologías de obra. En el caso de las viviendas es cierto que la baja de velocidad se produjo en marzo, período en el cual el paro agropecuario afectó el normal desenvolvimiento de otros sectores de actividad, como son los fabricantes de insumos. Pero en el caso de las obras no residenciales, la desaceleración se observó desde el comienzo del año. En enero crecieron 14,1%, en febrero 11,6% y en marzo 8,0% interanual.

No obstante ello, la dinámica de los permisos de construcción aprobados en la Ciudad de Buenos Aires y en Rosario, los dos municipios más importantes del país, muestra que las solicitudes relacionadas con las obras no residenciales son las que mayor crecimiento vienen registrando, tal como surge del análisis que realizamos en el siguiente artículo. En particular, en el caso de la Ciudad de Buenos Aires, en el primer cuatrimestre del año la superficie orientada a la edificación de viviendas (edificios y casas) cayó 35,9%, en tanto que la superficie no residencial creció 18,8%, compensando muy parcialmente la contracción de la primera, dada su (muy) baja importancia en el total de metros cuadrados aprobados (la superficie total cayó 26,9%).

Por lo tanto, a medida que las obras en marcha se vayan finalizando y si los desarrolladores deciden pasar de los planes (aprobados) a los hechos, en el futuro próximo las obras residenciales deberían exhibir un freno más importante que las no residenciales.

Superado el año electoral, en lo que va de 2008 se registró una lógica desaceleración en las obras viales, en línea con lo que mostraron los despachos de asfalto al mercado interno. Estas fueron las obras que más impulso perdieron, ya que crecieron sólo 0,8% con respecto a lo observado en el primer cuarto de 2007. El comportamiento de febrero fue el que, por ahora, compensó las caídas de enero y marzo. Por su parte, las otras obras de infraestructura mantuvieron un ritmo de expansión elevado en el primer trimestre del año, con una tasa de crecimiento de 9,0% interanual. Sin embargo, esta tipología tampoco escapó al proceso de desaceleración en el que está inmerso el sector. En enero crecieron 12,7% interanual, en febrero 9,5% y en marzo 4,7%.

Cuando tenemos en cuenta la performance descripta y la importancia relativa de cada
tipología en el nivel general del ISAC, surge que casi 71% del crecimiento interanual de este indicador en enero-marzo de 2008 fue explicado por la construcción de viviendas. Otro 20% fue aportado por las edificaciones no residenciales. El resto se repartió principalmente entre las otras obras infraestructura y las construcciones petroleras.
   

 
 
 

Perspectivas – ¿Qué dicen los permisos? ¿Qué piensan los constructores?

En el primer trimestre del año en los principales 42 municipios del país se autorizó una superficie de 2,13 millones de metros cuadrados, lo que significó una retracción de 2,8% con respecto a lo registrado en el primer cuarto de 2007.

La disminución en la superficie autorizada entre los primeros tres meses de 2007 y de 2008 se sumó a la pérdida registrada durante el segundo semestre del año pasado, lo que implica que el sostenimiento del alto nivel de actividad sectorial alcanzado en los últimos tiempos será cada vez más difícil de lograr en el corto plazo. 

 
 
En lo que respecta a la visión de los constructores referida al trimestre en marcha, la posición conservadora fue la que dominó las respuestas tanto de los vinculados con la obra privada como pública. Más de la mitad respondió que espera un nivel de actividad similar al del primer trimestre. Al mismo tiempo cabe destacar que el pesimismo (optimismo) de los que realizan obras privadas (públicas) creció con respecto a la encuesta anterior.

Entre las políticas que incentivarían al sector, 26,7% de los realizadores de obras privadas (segunda respuesta) y 38,5% de los que ejecutan obras públicas (primera respuesta), señalaron a las ‘destinadas a la estabilidad de precios’. Esto muestra la creciente preocupación que existe en torno al proceso inflacionario en marcha. La mayor importancia asignada al tema por los constructores de obras públicas puede estar vinculada con el hecho de que enfrentan mayores dificultades para redeterminar precios por aumentos de costos, producto de la legislación vigente (que exige la superación de un cierto nivel de aumento en el último trimestre para iniciar el pedido de ajuste).

Con relación a la satisfacción de las necesidades de personal (principalmente, técnico y profesional en las obras privadas; maquinista y capataz de primera en las obras públicas), la proporción de constructores que tuvo dificultades durante marzo bajó a 20%-22%, cuando un mes atrás se ubicaba en 30%.

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.