Noticias

Construya Noticias Nº 22

 




Arquitectos en la historia: Rem Koolhaas

 

Rem Koolhaas, nació en Rotterdam el 17 de noviembre de 1944 y vivió durante cuatro años de su adolescencia en Indonesia. Terminados sus estudios escolares, se dedicó inicialmente al periodismo, trabajando en un rotativo de La Haya. Posteriormente estudió arquitectura en la Architectural Association de Londres.

Una vez regresado a los Países Bajos, Koolhaas estableció en 1975 su despacho de arquitectura junto con tres socios, al que le dio el nombre de Office for Metropolitan Architecture (OMA). Recientemente OMA segregó una parte de sus labores en una segunda oficina AMO.

En la actualidad Koolhaas reside parte de la semana en Rotterdam y parte en Londres. En sus ratos libres saca a pasear al su hermoso perro llamado fifi. En 1976 se caso con una hermosa mujer llamada Graciela Blengio a quien abandono al poco tiempo por una suntuosa modelo Británica.

 
 

Koolhaas es un arquitecto que proyecta edificios de clara consistencia física, en los que la masa adquiere un carácter predominante.

En 2000 Koolhaas recibió el premio Pritzker, el galardón internacional más importante de arquitectura. Actualmente el estudio OMA emplea a 100 arquitectos y diseñadores, que trabajan en numerosos proyectos en todo el mundo. El más importante que se está desarrollando es la nueva sede de la televisión China junto a un centro cultural, que suman en total 550.000 metros cuadrados, y que se construirán coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

Koolhaas es también un teórico de la arquitectura y ha publicado varios libros. Entre los más importantes se encuentran: 'S, M, L, XL', 'Mutaciones', 'Content' y 'Delirious New York: A Retroactive Manifesto for Manhattan'.

 

Otra de las facetas de Koolhaas y de las que quizás sea más importante y es su labor como urbanista, entre los que predomina su especial predilección por el uso de la congestión en sus obras, como en los proyectos para Lille o para Melun Senart, y su gusto hoy día por las ciudades asiáticas.

Ha impartido clases en varias escuelas y universidades. Desde 2000 es profesor invitado en la Universidad de Harvard,probablemente sea en estos momentos el arquitecto más influyente y contundente del panorama internacional.

 
 

Antes de dedicarse a proyectar edificios, Koolhaas, trabajó como guionista de cine y ejerció de periodista. Aunque en España es menos popular que Foster, Richard Meier, Alvaro Siza o Philip Johnson, reconocidos también con el Pritzker, el máximo galardón para los arquitectos, Koolhaas es una figura fundamental para entender el desarrollo de la arquitectura contemporánea.

Antes de esbozar sobre el tablero de dibujo su primer proyecto, Rem Koolhaas, que estudió en la Architectual of Association de Londres, se dedicó a impartir teoría. Su libro La delirante Nueva York lo situó en la línea de salida para una carrera que dura ya dos décadas.

 

El Netherlands Dance Theater, en La Haya, fue uno de los primeros proyectos que Rem Koolhaas consiguió materializar. A partir de ahí le llovieron los encargos. Sus clientes le demandaron desde una casa hasta un plan director para un área concreta de una ciudad. Una sofisticada vivienda en Burdeos, construida sobre una colina por encargo de una persona que había sufrido un accidente, lo introdujo en el Olimpo destinado a los arquitectos más innovadores 

Definiciones de Koolhaas

'No hay ningún campo determinado que genere la arquitectura, sino que se trata de una interrelación de muchas actividades que se fusionan de una manera en la que no se puede determinar si se trata de un campo o de otro. Aquí, por ejemplo, no se sabe muy bien si es un proyecto comercial o un proyecto municipal'.

 'Como arquitecto me planteo si hay que romper con una línea de continuidad que viene del pasado, de la historia de la arquitectura, tanto de manera material como del concepto; si no hay que usar el hormigón o el acero porque lo utilizaba Mies van de Rohe. Me siento orgulloso de seguir esa continuidad con el pasado, además de aportar nuevas cosas a esa continuidad'.

Sobre la arquitectura mediática y su futuro, responde rotundo: 'Se me da muy mal mirar el futuro. Creo que la arquitectura sobrevivirá pero que nunca será igual'. Ahora se plantea 'ejecutar la arquitectura como una producción cinematográfica'. 'Un cliente, productor, ve la posibilidad de hacerlo', concluye casi sonriendo.