Noticias

Construya Noticias Nº 24

 

Pesar en el mundo de la arquitectura por la muerte de un profesional con todas las letras

 

Carlos Mariani: el artífice que llevó a Mar del Plata al nivel internacional

 

Hoteles, casas, torres de lujo, sedes universitarias, templos religiosos, parques recreativos, centros comerciales y barrios privados. Nada escapó a sus ideas, trazos y bosquejos a la hora de sentarse frente al tablero para plasmar el próximo proyecto. Y siempre había uno en marcha. O varios, como en estos días, en los que entre otras obras se aprestaba a culminar un hotel en Rosario, o iniciar la remodelación y restauración interior del Gran Hotel Provincial, una de las joyas de Alejandro Bustillo. Es desde aquí, su ciudad natal, donde el arquitecto Carlos Mariani, fallecido el lunes 30 de junio, a los 67 años, ganó trascendencia nacional e internacional.

Las líneas arriba mencionadas son parte de las dedicatorias periodísticas a la muerte de uno de los grandes arquitectos que dio Mar del Plata.

 
 

La obra de Mariani se advierte tanto en la ciudad como en la periferia marplatense. Pero en la franja de playa es donde mejor se resume su labor profesional. Allí se distinguen edificaciones que trascendieron por calidad y estilo que les supo imprimir desde esa usina de ideas e innovaciones que es el estudio que compartía con su esposa, Haydée Pérez Maraviglia y la nueva generación, como se refería a su hijo Jerónimo y a su socio Oscar Cañadas. 

Supo sorprender desde las inmediaciones del faro de Punta Mogotes, donde dio forma al Aquarium, en el que supo generar un clima de comunión entre mar, dunas, vegetación e infraestructura. 

Más aquí, en las alturas del Golf Club de Playa Grande, diseñó hace más de una década el Sheraton Mar del Plata Hotel, con esa imagen exterior de ladrillo visto que fue uno de sus sellos.

 
 

El Presidente del Colegio de Arquitectos de la provincia de Buenos Aires, José Luis Castorina, emitió un comunicado por la muerte de Mariani, en el que afirmó que 'fue un amigo de la ciudad que la enriqueció con todas sus obras y la llevó sin lugar a dudas a ocupar un lugar preferencial en el ámbito internacional'.

'En 
el estudio (de Mariani) incursionó en distintas temáticas: viviendas individuales, galerías comerciales, conjuntos habitacionales y obras de equipamiento comercial-turístico y recreativo enmarcadas en el proceso de rejerarquización de la ciudad'.
'Su arquitectura cuenta con el reconocimiento local, nacional e internacional', continuó Castorina, quien puso como ejemplo que 'ha sido distinguido en diversas oportunidades con el premio anual de Arquitectura, Urbanismo, Investigación y Teoría convocado por el Capba'.

Más adelante Castorina citó las declaraciones del propio Mariani realizadas a Scalae Documentos Periódicos de Arquitectura: 'Otras búsquedas proyectuales son permanentes, como la relación interior-exterior y la vinculación que hacemos entre el edificio y la ciudad. Esta relación, además como propuesta arquitectónica, la entendemos como propuesta de vida. Hacer que la calle y la plaza se introduzcan en los proyectos es apoyar una reorganización del espacio privado. Una eficaz articulación puede permitir la concreción en los edificios de espacios de relación y de contacto entre la gente, de vinculación comunitaria, son lugares de encuentro'.

'Queremos resaltar este aspecto de la obra del arquitecto Mariani' concluyó Castorina, quien consideró que lo anterior 'adquiere para nosotros una importancia significativa, como es el aporte que desde el proyecto del espacio privado le introduce al espacio público, generando entre los mismos una interacción que diluye los límites formales, promoviendo un alto grado de relación de la obra construida con la gente, potenciando su recorrido y promoviendo diversos lugares de encuentro'.

 
 

Desde su adolescencia, cuando comenzaba la segunda mitad del siglo XX, vio de cerca cómo se reducía a escombros aquella selecta Mar del Plata de reminiscencias europeas a manos de una propiedad horizontal que intentaba dar respuestas al auge del turismo social. 

Décadas después, Mariani se convirtió en uno de los profesionales con mayor intervención en la preservación de edificios considerados patrimonio arquitectónico de la ciudad. Desde el aggiornamiento de pequeños chalets que mutaron en espacios comerciales hasta la preservación de la actual sede de la Fundación Bolsa de Comercio, y la recuperación y puesta en valor del Instituto Nacional de Biología, hoy convertido en La Normandina, un complejo gastronómico emplazado sobre una de las escolleras de Playa Grande. 

'Trabajó en los edificios más emblemáticos con un criterio cívico, de totalidad, priorizando lo que convenía a la ciudad', remarca Alejandro Novacovsky, especialista en preservación patrimonial de la FAUD. Mariani participó de la reciente remodelación de sectores del Casino Central y a su estudio le acaban de confiar la restauración y remodelación interior del Gran Hotel Provincial, concesionado ahora por un grupo inversor que lidera la cadena internacional NH.