Noticias

Construya Noticias Nº 25

 

'La arquitectura es una profesión que se puede vivir con plenitud'

 




Roberto Busnelli y su pasión por la arquitectura
 

El arquitecto Roberto Busnelli tiene 41 años y desde pequeño decía que quería hacer puentes y caminos, es decir que siempre tuvo un acercamiento con el tema de la construcción. 'En el secundario ya tenía la vocación por la arquitectura, el espacio. A pesar de que no tuve un entorno relacionado con la profesión, mis padres nunca entorpecieron en la decisión. Soy un enamorado de lo que hago, respiro arquitectura las 24 horas del día; hasta mi mujer que es chef está incorporada en el estudio y se ocupa de algo que es muy importante que es la gestión', comenta Busnelli.

El estudio Busnelli buscará la norma IRAM de control de gestión de calidad. Roberto es además profesor universitario en la UBA desde hace 15 años. 'Desde que me recibí que soy docente, nunca corté con el ámbito académico, es que hasta concibo mi estudio como un taller de arquitectura'.

 
 

Acerca del tipo de arquitectura que practica, el profesional expresa que 'somos un estudio de arquitectura preocupado por el manejo del espacio y la materialidad de las obras e ideas. Creemos que este proceso nace con el proyecto, no es que uno tiene una idea y luego piensa como construirla, es que el proceso de la construcción y de la idea  empiezan en el mismo momento. Nos gusta la arquitectura que tiene la mirada de la idea construida, no nos interesa el diseño de catalogo'.

De los referentes subraya que se formaron en la época de Le Corbusier como dogma y donde se desarrollaba la antinomia entre él y Wright, donde se destacaban Mies y Gropius. 'Hoy me interesa mucho la arquitectura de Mendes Da Rocha, la que se hace en México y Perú, Brasil y Chile tienen un desarrollo de alto nivel. También me gusta la arquitectura española, Emilio Tuñón, es de lo mejor, Campos Baesa, el argentino Ricardo Flores'. 

 
 

Cuenta que en el estudio realizan todo tipo de obras, desde viviendas uni y multifamiliares, locales comerciales, templos, edificios de oficina, estuvimos varias veces en Casa FOA. Hoy estamos desarrollando un proyecto de un hotel en el Sur. Busnelli, además de arquitecto es especialista en Diseño de Mobiliario. 'Hicimos una obra junto al maestro Ricardo Blanco. Siempre me interesó ese tema. En el estudio tenemos un área de desarrollo de productos para arquitectura. Nos preocupa encontrar nuevos usos a materiales tradicionales y pensar nuevos productos para la profesión, hay un campo abismal para los diseñadores industriales', completa.

Este arquitecto estuvo asociado 10 años con Roberto Amet, actualmente se asocia puntualmente a distintos estudios. 'Acabamos de terminar esta casa de antiguedades en San Telmo, la única obra nueva de los últimos 40 años. Un edificio de oficinas con el estudio Blinder y Janches en Núñez, vamos por el tercer edificio. Estamos desarrollando un proyecto de viviendas pequeñas en Madrid. De los más lindos recuerdo una casa en Bariloche metida en el entorno natural que pasa desapercibida, y la sinagoga Mishkan que hicimos en Belgrano con el arquitecto Grinberg. Aunque cada obra que aparece le ponemos mucha pasión, se encara como si fuera esa la que estábamos esperando. Incorporamos mucho al cliente dentro del proceso de trabajo, ellos tienen que estar presentes siempre'.

Dice que no lo entusiasma lo que ve en la Ciudad de Buenos Aires y que se vienen repitiendo clichés permanentemente; sin embargo la media de producción es mejor que en otras décadas. El Malba es una buena obra, pero en general no hay obras destacadas. 'Puerto Madero es una oportunidad desperdiciada por los arquitectos, allí para mí no hay edificios de calidad arquitectónica, sin embargo, me gusta el edificio de ladrillo de Sánchez Gómez. Las primeras obras de Mario Roberto Álvarez son muy buenas, y de Testa me gusta su plástica, la parte espacial, la capacidad que tiene naturalmente de resolver todo'.

 
 

Dice que hay que fomentar la calidad como lo hace Construya, 'ya que impacta indefectiblemente en la calidad de nuestro servicio. Estamos lejos del mundo industrializado, hay baja oferta tecnológica, tenemos pocos recursos, aunque estos últimos años han aparecido algunas cosas. Acá cuesta mucho hacer un buen hormigón, se ha perdido mucha mano de obra, es que se fueron de esta actividad a otros rubros'.

Para los que recién comienzan les deja una reflexión, 'durante toda la carrera trabajé en el Estudio de Sánchez Gómez, Solsona, fue una experiencia fantástica. Recomiendo esto y siempre les digo a mis alumnos  que aprovechen la universidad para desarrollar un método riguroso de trabajo y la capacidad crítica y de reflexión. Lo más importante en la facultad es pensar y tener una actitud de investigación, hay que estar insatisfechos en el buen sentido y buscar respuestas. Uno debe quebrar la brecha de pasar de la teoría a la práctica'. 

Sobre el final de entrevista, Busnelli sostiene que cuando viaja sigue deslumbrándose con las obras clásicas como el Panteón de Roma, la ciudad de Venecia, las afueras de Madrid, un pueblo llamado Chinchón con la plaza central de arena que luego se convierte en plaza de toros. 'Quedé enloquecido con la Natural Gallery de Mies, la Caixa Forum de Herzog y De Meuron. La condición de la arquitectura es vivirla con pasión, es una profesión que se puede vivir con plenitud'.