Noticias

Informe N° 42 - Septiembre 2008

 

Coyuntura sectorial y perspectivas
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

La actividad sectorial regresó a la normalidad

En julio el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) registró una suba desestacionalizada 10,6% mensual. Esta mejora se explicó por la gradual normalización que tuvo el tránsito nacional de cargas (y también de pasajeros), tras los levantamientos de los cortes de rutas implementados por los productores agropecuarios y los propios transportistas, a partir del rechazo en el Congreso Nacional del proyecto de Ley para ratificar la Resolución Nº 125/08 (retenciones móviles).

La recuperación observada no señaló otra cosa más que la regularización de la operatoria comercial de las empresas fabricantes de insumos para la construcción, al igual que sucedió en muchos otros sectores productivos. Recordemos que el ISAC mide solamente la evolución de los despachos de los principales insumos al mercado interno, es decir los envíos que van desde las fábricas hasta los distribuidores mayoristas y/o los centros de consumo.

En mayo y en junio, los meses donde el conflicto agropecuario se profundizó más, el ISAC había retrocedido 4,4% y 8,7% mensual desestacionalizado, respectivamente, marcando al tercer bimestre del año como un período atípico para las series estadísticas que miden los despachos de bienes en el mercado interno. La dificultad para circular normalmente afectó tanto al reparto de insumos y bienes intermedios como al de bienes finales. El impacto fue de tal magnitud, que por primera vez post-crisis 2001-2002 el ISAC arrojó una variación interanual negativa en el bimestre mayo-junio (-1,1%).

A partir del regreso a la normalidad que se produjo en julio, entre puntas del año (julio vs. diciembre 2007) la serie desestacionalizada pasó a acumular una suba de 5,7% y confirmó el escenario de desaceleración en marcha. Para tener un punto de referencia, entre iguales períodos del año pasado, el crecimiento de la serie había sido de 8,6%.

El indicador de tendencia-ciclo, que ‘limpia’ a la serie mensual desestacionalizada de sucesos circunstanciales como los paros registrados (sobre todo en marzo, mayo y junio), mostró en el séptimo mes del año un alza de 0,3% con relación a junio y llegó a acumular un alza de 2,7% con relación al cierre de 2007. Nuevamente, y como muestra de que el sector viene levantando el pie del acelerador, podemos agregar que entre puntas de los primeros siete meses del año pasado, esta serie había registrado un incremento de 5,7%.

Hacia adelante, debemos esperar que esta performance del ISAC se profundice. Por un lado, una demanda final de insumos para la construcción menos dinámica se irá trasladando gradualmente hacia atrás en la cadena de valor. Por el otro lado, hasta ahora la menor demanda final viene siendo compensada en algunos casos (como, por ejemplo, en el caso de los ladrillos) por la recomposición de stocks de los comerciantes de materiales. Pero, este proceso tiene un límite definido, ya que la capacidad disponible para almacenaje está fija en el corto plazo.

 
 
 

Dinámica de los insumos y de las tipologías de obra

En julio todos los insumos recuperaron terreno con relación a junio. Las más notorias se dieron en hierro redondo para hormigón y cemento portland, con alzas de 27,9% y 24,4% mensual, respectivamente. Los despachos de asfalto y de pinturas para la construcción crecieron 18,8% y 10,9% mensual, también respectivamente, en tanto que pisos y revestimientos cerámicos y ladrillos fueron los menos dinámicos (5,7% y 1,7% mensual).
En los primeros siete meses del año, y producto de lo expresado en la sección anterior (formación de inventarios), fueron los despachos de ladrillos los que más crecieron con respecto a enero-julio de 2007 (25,7%). En segundo lugar se ubicó el hierro redondo con un alza de 14,1% interanual. En este caso no sólo influyó la recomposición de stocks en marcha, sino también el hecho de que durante el año pasado el sector siderúrgico experimentó problemas de producción (que cayó 3,2% con relación a 2006) que afectaron la dinámica de los despachos, los cuales casi se habían estancado en enero-julio con relación a igual lapso de 2006. Este año nuevamente está trabajando al máximo de su capacidad instalada.

Por su parte, los despachos de pinturas crecieron 11,4% anual. En una segunda tanda, con tasas de expansión más acotadas, se ubicaron pisos y revestimientos cerámicos, con una tasa de crecimiento de 7,2% interanual, y los despachos de cemento portland, con una tasa de crecimiento de 5,5% interanual. En el otro extremo, los despachos de asfalto profundizaron su contracción, acumulando un descenso de 12,8% interanual en los primeros siete meses del año.   

 
 

¿Qué pasa con la desagregación del ISAC por tipologías de obra?.

En los primeros siete meses del año, las construcciones de viviendas, obras no residenciales y obras petroleras se mantuvieron como las más dinámicas. Las dos primeras son las únicas que crecieron por encima del promedio general, a un ritmo de 10,1% y 9,5% interanual, respectivamente. En particular, se viene observando una gradual desaceleración de las obras residenciales que da paso a un mayor crecimiento de las obras privadas no residenciales (lo cual está en línea con lo que venían adelantando los permisos de construcción en los últimos años). Por su parte, las petroleras se expandieron casi al mismo ritmo que el nivel general del ISAC (8,9% vs. 9,0%). Entre las obras públicas, las otras obras de infraestructura son las que siguieron mostrando crecimiento con relación al acumulado de 2007 (7,1%), en tanto que las obras viales están casi estancadas (+1,3% interanual).

La combinación de la performance descripta y la importancia relativa de cada tipología en el nivel general ISAC, muestra que la edificación de viviendas es la que explicó casi dos tercios del incremento interanual del ISAC. Las obras no residenciales aportaron otro 20%.
 

 
 
Perspectivas – ¿Qué opinan los empresarios y qué dicen los permisos?

La visión de los empresarios para el mes que acaba de finalizar (agosto) fue negativa. Entre los empresarios dedicados a las obras privadas, 69,0% no esperaba cambios y 27,6% esperaba una caída de la actividad. En el caso de los constructores de obras públicas, el pesimismo fue mayor, lo cual estuvo alineado con el freno de los pagos de los certificados de obra que hizo el gobierno nacional (sobre todo entre mayo y junio). Del total de respuestas, 40,0% esperaba una caída en agosto, en tanto que 53,3% no esperaba cambios. En cambio, las respuestas optimistas se redujeron a una mínima expresión.

Entre los motivos para explicar el pesimismo reinante, los empresarios volvieron a señalar a la caída de la actividad económica como principal responsable, y a la inestabilidad de los precios como segunda causal. Luego se ubicaron la falta de inversión en obras privadas y la ausencia de obras públicas, así como el encarecimiento del crédito.

Cuando se analizan los permisos de construcción de los principales 42 municipios, reafirmamos nuestra visión acerca del estancamiento que está comenzando a exhibir el nivel de actividad sectorial y de la consiguiente desaceleración de la tasa de expansión a medida que transcurre el tiempo. En particular, con la recuperación que registró la superficie autorizada para realizar obras privadas (principal componente de la inversión en construcción) en julio, este indicador adelantado de actividad acumuló un crecimiento de 3,9% en los primeros siete meses de 2008. En total se aprobaron 5,573 millones de metros cuadrados en los principales 42 municipios del país (que no incluyen a Rosario, segundo en importancia a nivel nacional).

Por lo tanto, podemos afirmar que el sector de la construcción está experimentando un nivel de actividad muy elevado (en 2007 fue récord histórico). Pero, producto del deterioro de las expectativas de los agentes económicos, cada vez parece más difícil que en el corto plazo pueda mantener el récord alcanzado durante el año pasado.

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.