Noticias

Informe N° 43 - Octubre 2008

 

Construcción: estado de situación y perspectivas
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

Actividad sectorial – Levantando el pie del acelerador

Tras la recuperación que se observó en julio de la parálisis generada por el conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno (fundamentalmente en junio), en agosto el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) volvió a retroceder. En esta ocasión, la baja fue de 3,1% mensual desestacionalizada. 

 
 

De esta forma, entre puntas del año (agosto vs. diciembre 2007) la serie desestacionalizada del ISAC pasó a acumular una suba de 2,2% y volvió a confirmar que la actividad sectorial se encuentra en un proceso de desaceleración significativa. A modo de referencia, téngase en cuenta que entre iguales períodos del año pasado el crecimiento de la serie había sido de 11,8%.

La serie de tendencia-ciclo, la cual elimina los sucesos circunstanciales como los paros registrados en marzo, mayo y junio, arrojó una baja de 0,1% con relación a julio y llegó a acumular un alza de apenas 0,9% con relación al cierre del año pasado. Entre iguales lapsos del año pasado esta serie había crecido 6,7%. Esto es una nueva muestra de que el sector, cuanto menos, levantó el pie del acelerador.
   

 
 

En lo que respecta a los próximos meses, esperamos que el ISAC continúe desacelerando su ritmo de expansión, conforme los efectos de una menor demanda final de insumos para la construcción se vayan trasladando hacia atrás en la cadena de valor. Hasta agosto la formación de existencias entre los comerciantes de materiales compensó en alguna medida la menor demanda final, pero a medida que transcurra el tiempo este efecto irá perdiendo peso. La capacidad para almacenamiento y la falta de una demanda final sólida se irán imponiendo.

Inmuebles vs. dólar – La importancia de la liquidez en contextos de alta incertidumbre

En el informe anterior planteamos y analizamos detalladamente los factores que consideramos explican la desaceleración del ritmo de expansión sectorial, gradual en los últimos años y más brusca durante el corriente ejercicio. En particular, consideramos que la persistente demanda de activos ‘refugio’ es la contracara de la creciente parálisis decisoria de los agentes económicos en nuestro país, sobre todo de la relacionada con los bienes de consumo durable (automóviles) y de inversión (mercado inmobiliario y actividad de la construcción), producto de la desconfianza en el gobierno nacional y de las expectativas deterioradas sobre el futuro, a lo cual ahora se agregaron los efectos de la crisis financiera internacional.

Este ‘vuelo hacia la calidad’ en nuestro país parte de las colocaciones domésticas (títulos públicos, acciones, y en menor medida depósitos) y aterriza mayoritariamente en los dólares estadounidenses (billete). Esto es así porque en contextos de alta incertidumbre el dólar es visto como un activo que mantiene en gran medida su valor y además tiene elevada liquidez.

Pero, en las últimas semanas también crecieron las voces que hacen referencia a las posibilidades que ofrecen los activos inmobiliarios como reserva de valor en el contexto doméstico e internacional actual, en particular los ubicados en nuestro país por encontrarse ‘lejos’ del epicentro de la crisis y por resultar más ‘baratos’ (menor precio relativo). Este razonamiento lleva a pensar que debería mantenerse un elevado dinamismo en el mercado inmobiliario y, por lo tanto, en la actividad de la construcción.

Sin embargo, la historia (internacional y nacional) indica que en los períodos de crisis se privilegia la liquidez de los activos, motivo por el cual los inmuebles no resultan ser la mejor opción de ‘refugio’. Los datos agregados muestran que el precio del metro cuadrado desciende (con diferente grado de flexibilidad según el mercado que se analice; esto está ocurriendo principalmente en EE.UU. y en Europa) y lo mismo ocurre con la cantidad de operaciones (ídem anterior; en nuestro país esto es más evidente que el descenso de los precios; ver gráfico con la serie de oferta de viviendas en venta que elabora la UADE), con relación a los niveles pre y post-crisis. Al mismo tiempo, la inversión en construcción siempre resulta severamente afectada durante estos períodos, tal como lo muestra el siguiente cuadro con datos seleccionados para nuestro país.
 

 
 
 
En consecuencia, para un correcto posicionamiento, debemos comprender que es cierto que durante las crisis surgen oportunidades de negocios (puntuales, que deben ser aprovechadas) en el sector inmobiliario (y, por lo tanto, de la construcción), pero ellas son inferiores a las que surgen en los períodos normales. Los datos agregados muestran que en las crisis los agentes económicos priorizan la demanda de activos seguros y principalmente líquidos. Por ello, en lo inmediato esperamos que la actividad de la construcción siga levantando el pie del acelerador y que el sector inmobiliario se mantenga retraído.

Insumos y tipologías de obra – Comportamiento reciente

En agosto la mayoría de los insumos registraron menores despachos con relación a julio. Los más afectados fueron ladrillos huecos y hierro redondo para hormigón. En cambio, los despachos de asfalto crecieron 2,9% y los de pinturas 19,3%, estos últimos favorecidos por la estacionalidad.

En el período enero-agosto de 2008, y en línea con lo señalado la primera sección, los despachos de ladrillos son los que más crecieron con respecto a igual lapso de 2007 (21,7%). En segundo lugar, aunque lejos de la dinámica de los ladrillos, se ubicó el hierro redondo con un alza de 12,0% interanual. En este caso no sólo influyó la formación de inventarios, sino también los problemas de producción que registró el sector durante el invierno de 2007 y que este año ya fueron superados. En tercer lugar quedaron los despachos de pinturas, con un crecimiento interanual de 8,3%. Por su parte, pisos y revestimientos cerámicos y cemento portland, registraron tasas de incremento de 4,6% y 4,1%, respectivamente, con relación a enero-agosto de 2007. A la inversa, los despachos de asfalto fueron los únicos que evidenciaron una retracción, que llegó a 14,8% interanual en los primeros ocho meses del año.
 
 
 
En lo que respecta a las diferentes tipologías de obra, la tendencia expansiva de las obras petroleras y la continua desaceleración de la actividad relacionada con la edificación de viviendas y de obras privadas no residenciales (más intensa en el primer caso), hicieron que por primera vez en mucho tiempo las primeras fueran las que más crecimiento acumularan. En comparación con enero-agosto de 2007 las obras petroleras crecieron 8,8%. Por su parte, las obras residenciales y para otros destinos experimentaron aumentos similares, de 8,2% interanual. Entre las obras públicas, las otras obras de infraestructura siguieron mostrando crecimiento con relación al acumulado de 2007 (5,9%), en tanto que las obras viales se estancaron (+0,1% interanual).

No obstante lo señalado en el párrafo anterior, al combinarse la performance descripta con la importancia relativa de cada tipología en el nivel general del ISAC, se observa que las obras petroleras no generan un impulso (directo) significativo del índice. En cambio, la construcción de viviendas explicó casi dos tercios del incremento interanual del ISAC y la de obras no residenciales otro 21,5%.
 
 
Perspectivas – Según la opinión de los empresarios y la superficie autorizada a construir

En lo que respecta a las perspectivas de los empresarios para el mes pasado (porque la encuesta se realizó en agosto), las respuestas se mantuvieron en la misma línea de la encuesta anterior. Una amplia mayoría no esperaba cambios y el resto esperaba una contracción.

También se reiteraron los motivos para explicar el pesimismo reinante, ubicando entre los principales a la caída de la actividad económica, a la inestabilidad de los precios, a la falta de inversión en obras privadas y a la ausencia de obras públicas.

En tanto, cuando se analizan los permisos de construcción de los principales 42 municipios, se confirma el proceso de desaceleración de la velocidad de expansión sectorial. En este caso con relación al futuro próximo, ya que es un indicador adelantado, y siempre y cuando los desarrolladores decidan llevar adelante todos permisos aprobados. En agosto se autorizó un total de 850.000 metros cuadrados, llegando el acumulado de los primeros ocho meses a un total de 6.437.405 metros cuadrados, una cifra 5,5% superior a la registrada en igual período de 2007.

En consecuencia, el sector de la construcción está registrando un nivel de actividad históricamente muy alto (2007 fue récord y 2008 se ubicaría en un nivel similar). Sin embargo, producto del deterioro de las expectativas de los agentes económicos y de la intensidad de la demanda de activos ‘refugio’, las probabilidades de que en el futuro próximo el sector pueda mantener el récord alcanzado cada vez son menores.
 

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.