Noticias

Construya Noticias Nº 28

 

Perspectiva en la ciudad de Buenos Aires
Por Lic. Pablo A. Lara, ESTRATECO Consultores

 

Recientemente se conocieron las estadísticas sobre permisos aprobados en la Ciudad de Buenos Aires durante octubre.

En el referido mes el total de permisos autorizados fue de 187, de los cuales 138 correspondieron a obras nuevas y 49 a obras de ampliación. Entre las obras nuevas, dos tercios de las aprobaciones fueron para proyectos de multivivienda, 15% para comercio y 12% para construcción de casas. En cambio, entre las obras de ampliación, más de 40% correspondió a proyectos de univivienda y otro 35% a edificios de viviendas.

La superficie total aprobada llegó a 207.921 metros cuadrados en octubre, con lo cual duplicó el área autorizada en septiembre pasado y resultó 8,4% superior a la registrada en igual mes de 2007. Para poner el dato en una perspectiva más amplia, tengamos en cuenta que fue 15,1% superior al promedio de los ‘octubre’ de los últimos cinco años y que fue casi idéntico al promedio mensual aprobado en los últimos cinco años.

Sin embargo, en los primeros diez meses de 2008 en la Ciudad de Buenos Aires la superficie autorizada exhibió una contracción de 3,0% interanual, al haber alcanzado un nivel de 2.352.616 metros cuadrados. En el gráfico que sigue a este párrafo presentamos la evolución mensual y la tendencia.  

 
 

Al desagregar las estadísticas, observamos que en octubre la superficie para obra nueva alcanzó un nivel de 199.332 metros cuadrados. En relación con octubre de un año atrás se aprobaron 26.810 metros cuadrados más, lo que representó un alza de 15,5% interanual. Pero la evolución señalada no fue homogénea entre los diferentes destinos.

Por un lado, los proyectos relacionados con edificios de vivienda, los de mayor importancia relativa, exhibieron una contracción de 16,4% interanual (-24.418 m2).

Desagregando aún más, fueron las obras sencillas y confortables las que experimentaron retrocesos significativos, en tanto las lujosas y suntuosas mostraron importantes crecimientos. Por el otro lado, los destinos no residenciales más que compensaron la caída señalada, con una expansión de 278,0% con relación al bajo nivel de superficie aprobada en octubre de 2007 y con un aporte de 52.269 metros cuadrados más que un año atrás. Básicamente se concentraron en dos segmentos, hotelería (45.029 m2) y comercio (18.768 m2).

Cuando consideramos los primeros diez meses, las obras nuevas comprendieron un total de 1.980.203 metros cuadrados, cifra que resultó 10,5% inferior a la aprobada en igual período del año pasado (-229.407 m2). Esto fue producto de la reducción de la superficie solicitada para obras de edificios residenciales, que acumularon una retracción de 16,3% interanual (-294.485 m2), con fuertes bajas en las categorías más ‘básicas’ y con un estancamiento de la superficie relacionada con obras suntuosas (apenas 1,2% por debajo de enero-octubre de 2007), y para la construcción de casas, que exhibió una contracción de 28,4% interanual, las cuales fueron parcialmente compensadas por la mayor superficie destinada a obras no residenciales, que experimentaron un alza de 21,5% interanual (+76.703 m2). Hotelería, cultura y esparcimiento y comercio estuvieron a la cabeza de la expansión señalada, en tanto que en lo que transcurrió del año los destinos más importantes en el total de la superficie autorizada para destinos no residenciales fueron banca y finanzas, comercio y hotelería.

 
 
 
En lo que respecta a las obras de ampliación, que tienen un comportamiento más irregular, en octubre concentraron una superficie de 8.589 metros cuadrados. Esto equivalió a poco menos de la mitad de lo aprobado en octubre de 2007. La caída alcanzó a todas las tipologías de obra.

En el período enero-octubre de 2008 la superficie total autorizada para realizar  ampliaciones fue de 372.413 metros cuadrados, es decir 73,0% más que en igual lapso de 2007 (+157.108 m2). Tal como señalamos en Informes anteriores, esta fuerte expansión estuvo explicada por la autorización (extraordinaria, desde el punto de vista estadístico) de 131.046 metros cuadrados para comercio en mayo y de 69.387 metros cuadrados para banca y finanzas en marzo y abril. El impacto del primer dato fue tal, que comercio acumuló un crecimiento de 1.007,1% interanual en enero-octubre del corriente año. En el caso de banca y finanzas, acumuló un crecimiento de 265,2% interanual. En cambio, los destinos residenciales registraron superficies inferiores con respecto a enero-octubre de 2007. En el caso de los edificios de viviendas, la baja fue de 29,1% interanual (-29.916 m2), y en el de las univiviendas, la contracción llegó a 33,2% interanual (-8.579 m2). 

Sintetizando, la continua retracción de la cantidad de permisos y de la superficie autorizada para construir en la Ciudad de Buenos Aires implica que la actividad sectorial formal se contraerá en los próximos doce meses con relación a lo observado en los doce meses previos. Al mismo tiempo, debemos reiterar que en épocas de quiebre de tendencia los permisos de construcción no constituyen un buen predictor del nivel de actividad sectorial a corto plazo. Porque, aún cuando los proyectos estén aprobados por el gobierno de la Ciudad y existan muy buenas oportunidades de inversión en casos específicos, la elevada y creciente incertidumbre sobre el futuro hace que la mayoría de los inversores decida postergar su puesta en marcha hasta que el horizonte se despeje, potenciando la caída de la inversión en construcción.