Noticias

Construya Noticias Nº 29

 

En 2008, los mejores estuvieron en Construya Noticias

 

Arquitectos jóvenes y consagrados dejaron sus conceptos en Construya

 

A lo largo de este año, tal como hicimos desde fines de 2006, tuvimos la posibilidad de entrevistar a destacados y prestigiosos profesionales del mundo de la arquitectura y del diseño. Todos ellos pasaron revista a muchos de los temas que interesan al mercado de la construcción, se refirieron a sus trayectorias, a la calidad, opinaron sobre el rol de Construya, hablaron de la ciudad de Buenos Aires y de otras cosas.

En esta nota queremos compartir los principales conceptos de algunos de ellos, Daniel Silberfaden, Roberto Frangella, Martín Etcheto, estudios jóvenes como el de Adamo-Faiden y el de Gaffuri-Esteban-Torrado, Roberto Busnelli, Del Puerto-Sardín-Dolón, en una serie de temas y frases. También otros profesionales destacados participaron de las notas de Construya Noticias.

 

En muchas de las entrevistas se hizo referencia a interesantes temas y visiones de la arquitectura. Uno de ellos es la mirada de estos destacados arquitectos acerca de la CIudad de Buenos Aires. He aquí algunas de las opiniones:

Daniel Silberfaden: 'Veo que proyectamos y documentamos las obras bastante mal, salvo cuando se trata de empresas de gran escala donde por necesidad y por el volumen proyectado, tenés la oportunidad de hacer una selección de materiales y de buenas tecnologías. Creo que se ha perdido calidad al construir, construimos mal en el papel y se ha perdido también calidad de enseñanza. Hoy el proyecto y la construcción no se juntan nunca en la carrera. Hasta los años 50 había una arquitectura muy bien construida, racional, luego se puso el proyecto por encima de la obra. Y las empresas deben hacer un mejor trabajo de difusión de las nuevas técnicas, eso ayuda mucho'

Martín Torrado dice: 'No somos especialistas para opinar de la ciudad, la realidad es que ésta se hace de edificios y que uno si sale a caminar no ve cosas buenas. Hay que ver cómo se construye y de qué manera. Los tres creemos que hay mucha arquitecura del 50 hacia atrás de muy buena calidad, algo que hoy no se observa. Todo pasa también por la sencillez, por los espacios, por la luminosidad'. 

En tanto, desde el Estudio Adamo-Faiden explican: 'La buena arquitectura de Buenos Aires creemos que sigue intacta, en especial una serie de edificios que se construyeron a mediados del siglo pasado, que hoy no solo se mantienen en perfecto estado, sino que pareciera mejorar con el paso del tiempo. Pertenecen a arquitectos no tan mencionados en el medio, pero son el verdadero patrimonio de la arquitectura moderna de nuestra ciudad. Entre ellos los más relevantes son el edificio de oficinas de la ex Fiat en Cerrito y Viamonte de Amaya, Devoto, Lanusse y otros; o la torre Olivetti en Santa Fe y Suipacha de Pantoff y Fracchia.

Acerca de nuestra ciudad Roberto Frangella sostiene: 'yo creo que en Buenos Aires somos capaces de construir muy bien, especialmente con un sistema tradicional. Los hormigones armados, las mamposterias, las techumbres de madera, las carpinterias de metal o madera. Los solados de todo tipo,las terminaciones. Creo que allí nos sentimos seguros haciendo una arquitectura muy nacional, como la que hace Clorindo Testa con la tecnología que ofrece el país, dentro de unos costos razonables. Yo creo que se puede hacer muy buena arquitectura manejando estas posibilidades constructivas poniendo acento desde el proyecto en nuestras posibilidades locales'.  

 

Sobre la calidad y el papel de Construya, dice Martín Rodríguez Etcheto: 'Estoy convencido que en la Argentina se construye con un alto nivel de calidad, si bien no estamos a la vanguardia en lo que a sistemas constructivos se refiere, la calidad de lo materiales con que contamos y el alto nivel de la mano de obra especializada hacen de la construcción en la Argentina un gran producto. La tarea de Construya me parece espectacular. Tanto por las herramientas que nos facilita a los profesionales, como también por la búsqueda y el compromiso en la excelencia y en la garantía de calidad de los productos que elaboran y desarrollan permanentemente las empresas que lo componen'.

'Es un sitio muy completo, suelo visitarlo con frecuencia porque aportan buena información sobre temas relacionados con la construcción. Tienen una sección muy útil para el cálculo de materiales', explican desde Adamo-Faiden.

Roberto Busnelli dice que hay que fomentar la calidad como lo hace Construya, 'ya que impacta indefectiblemente en la calidad de nuestro servicio. Estamos lejos del mundo industrializado, hay baja oferta tecnológica, tenemos pocos recursos, aunque estos últimos años han aparecido algunas cosas. Acá cuesta mucho hacer un buen hormigón, se ha perdido mucha mano de obra, es que se fueron de esta actividad a otros rubros'. 

 

'Para triunfar en la actividad de arquitecto hay que poner mucho empeño en la creatividad, en todos los aspectos, buscando superar siempre las situaciones logradas. Somos los arquitectos quienes tenemos que poner en nuestros proyectos y obras ese valor agregado para el cual hemos sido formados, ese es nuestro rol, saber dar una respuesta con un aporte que agregue. También hay que trabajar mucho, pues las cosas no salen solas y es con nuestro tezón y esfuerzo como logramos crecer nosotros y ayudamos a crecer a los demás', responde Frangella.

Busnelli, para los que recién comienzan les deja una reflexión, 'durante toda la carrera trabajé en el Estudio de Sánchez Gómez, Solsona, fue una experiencia fantástica. Recomiendo esto y siempre les digo a mis alumnos  que aprovechen la universidad para desarrollar un método riguroso de trabajo y la capacidad crítica y de reflexión. Lo más importante en la facultad es pensar y tener una actitud de investigación, hay que estar insatisfechos en el buen sentido y buscar respuestas. Uno debe quebrar la brecha de pasar de la teoría a la práctica'.

La recomendación de Rodríguez Etcheto es que : 'fundamentalmente que tengan en cuenta que toda la carrera profesional es un aprendizaje, estén abiertos para nutrirse de todas las experiencias que se les vayan presentado en su vida laboral. La obra es el gran Master de los arquitectos, nadie rinde detrás de un tablero sin haber vivido profundamente la experiencia de la obra. Dibujen mucho, el lápiz es el lenguaje del arquitecto, la computadora es sólo una extraordinaria herramienta, piensen con el lápiz y documenten con la computadora.