Noticias

Informe N° 46 - Enero 2009

 

La construcción durante noviembre 2008
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

Dinámica sectorial reciente

Sobre el cierre del año se conoció el comportamiento del Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) durante noviembre.

En línea con el comportamiento de los indicadores de producción que se habían conocido días antes, en el undécimo mes del año el ISAC, que mide los despachos de los principales insumos al mercado interno, registró la cuarta caída mensual consecutiva desestacionalizada, que en esta oportunidad fue de 4,2%. De esta forma, en comparación con julio de 2008 el descenso acumulado llegó a 9,4%.

En noviembre fue la primera vez que el ISAC desestacionalizado arrojó una baja interanual (-5,8%) post-crisis 2001-2002. No tomamos en consideración la disminución registrada en junio del año pasado (-6,5%), porque obedeció a una circunstancia excepcional caracterizada por los masivos cortes de ruta organizados por el sector agropecuario y por el paro del transporte de carga ante la imposibilidad de circular normalmente por el país.

 
 

Durante el primer semestre del año el acopio de materiales en los diferentes eslabones de la cadena de valor le otorgó inercia a la evolución del ISAC, producto de una demanda de cobertura (frente al continuo deterioro del poder adquisitivo del peso argentino, producto del proceso inflacionario en marcha) y de la recomposición de existencias que en los años anteriores habían caída a niveles mínimos. Pero, a partir de la segunda mitad del año el fuerte aumento de la incertidumbre sobre el futuro, basado tanto en factores domésticos como internacionales, políticos y económicos, comenzó a prevalecer al momento de tomar decisiones.

La demanda de activos ‘refugio’ (dólares) que favoreció el clima de elevada incertidumbre, se tradujo en un freno significativo de la demanda de bienes de consumo durable (automóviles, electrónicos, electrodomésticos, etc.) y de bienes de inversión (puesta en marcha de nuevos proyectos constructivos). Esto último también afectó las decisiones de compra de materiales y de los acopios al inicio de los proyectos, porque se extendió la creencia de que los precios de los insumos deberían disminuir con relación a los valores alcanzados hasta el momento, a raíz del exceso de oferta que se estaba generando.

Sin embargo, pareciera que estamos frente a una situación diferente, caracterizada por una sensible desinflación de los precios de los materiales, más que por un proceso deflacionario. Ocurre que la mayoría de las ramas productoras de insumos estaban utilizando al máximo la capacidad instalada, con lo cual el freno que registraron en la demanda se fue transformando gradualmente en una reducción de los niveles de producción. Por un lado, buscando absorber los stocks que se acumularon en los últimos meses y, por el otro, buscando asegurar un equilibrio entre oferta y demanda en el tiempo. Esto último es lo que evitaría un proceso deflacionario, al reducir los incentivos para postergar en forma sistemática la demanda de insumos.

Con la disminución de 9,4% acumulada en el último cuatrimestre (agosto-noviembre), la serie desestacionalizada del ISAC se ubicó 5,2% por debajo del nivel alcanzado en diciembre de 2007. Para tener una idea más precisa de la vertiginosidad con que la desaceleración inicial se convirtió en una contracción, recordemos que entre puntas de los primeros once meses de 2007 el crecimiento de esta serie había sido de 11,2% y que entre puntas de los primeros siete meses de 2008 había sido de 4,7%.

Cuando analizamos el desempeño del ISAC tendencia-ciclo, serie que le quita a la versión desestacionalizada los efectos de sucesos circunstanciales como los paros (como los que realizó el sector agropecuario durante marzo, mayo y junio, y que afectaron a todas las ramas de actividad), en noviembre se observó una retracción de 0,9% mensual, quedando 3,5% por debajo del cierre del año anterior. En cambio, entre similares lapsos de 2007 esta seria había registrado un incremento de 9,2% y entre puntas de los primeros siete meses de 2008 se había estancado (0,1%).  
   

 
 

Dinámica por insumos

En noviembre los despachos de los principales insumos relacionados con las obras de edificación residencial y no residencial, resultaron inferiores a los realizados un año atrás.
Las principales bajas se observaron en cemento portland y en hierro redondo para hormigón: -15,2% y -14,7%, respectivamente. En tercer lugar quedaron los de ladrillos huecos, con una retracción de 2,2% interanual. A la inversa, y también en forma contraria a su evolución reciente, los despachos de asfalto aumentaron 6,4% interanual. Los pisos y revestimientos cerámicos también crecieron 6,7% interanual. Por su parte, los envíos de pinturas para la construcción se ubicaron en el mismo nivel de un año atrás (0,5% interanual).

Cuando consideramos los primeros once meses de 2008, y producto de la inercia que venían exhibiendo a lo largo del referido año, todos los insumos registraron mayores despachos que en igual período de 2007, con la ya referida excepción del asfalto. Sin embargo, a medida que avanzó el año, también se fue reflejando el proceso de desaceleración, más aún a partir del brusco frenazo registrado a partir de septiembre del año pasado.

Los despachos de ladrillos fueron los que más crecieron, 17,0% interanual, seguidos de lejos por los de hierro redondo (7,7% interanual). Para tener una idea más precisa del proceso referido en el párrafo anterior, hasta hace dos meses los primeros acumulaban una expansión de dos dígitos interanuales, que comenzaba con la tercera decena, en tanto los segundos crecían a una tasa de dos dígitos.

Luego se ubicaron los despachos de pinturas, de pisos y revestimientos cerámicos y de cemento portland. Este último, con una tasa de expansión acumulada de sólo 2,7% interanual. Por último, los despachos de asfalto experimentaron una contracción de 9,9% interanual. 

 
 
 

Dinámica por tipologías de obra

En noviembre de 2008 las cinco tipologías de obra en que se subdivide el ISAC arrojaron menores niveles de actividad con relación a noviembre de 2007. La tipología menos afectada fue la construcción de edificios de viviendas, la más importante en el volumen total de obras, con una baja de 6,3% interanual. Fue seguida por la de obras viales, con una baja de 8,1% interanual. Las restantes tipologías tuvieron caídas de dos dígitos anuales. La construcción de edificios no residenciales (otros destinos) retrocedió 11,9% con respecto a noviembre de 2007, en tanto que las otras obras de infraestructura cayeron 14,3% y las petroleras hicieron lo propio en 15,8%.

Tal como señalamos en la sección anterior, la inercia del proceso de desaceleración registrado a lo largo del año disimuló parcialmente estas contracciones al comparar el promedio de los primeros once meses de 2008 con igual período de 2007. Las obras de edificios para vivienda y para otros destinos (no residenciales) crecieron a un ritmo superior al promedio general: 6,0% y 5,4%, respectivamente, cuando el nivel general del ISAC creció 5,1% entre los períodos considerados.

En cambio, las otras obras de infraestructura crecieron 3,7% interanual y las construcciones petroleras, que entre abril y agosto comenzaban a surgir como las más dinámicas tras varios años de estancamiento y contracción, sólo crecieron 4,6% interanual. Por último, en lo que respecta a las obras viales, acumularon una leve caída de 0,3% con relación a enero-noviembre de 2007.

Como establecimos en informes anteriores, cuando combinamos la importancia relativa de cada tipología en el nivel general del ISAC y su desempeño en lo que transcurrió del año analizado, surge claramente la construcción de viviendas como la dinamizadora sectorial. En los primeros once meses de 2008 explicó casi 70% del crecimiento del ISAC. Por su parte, la edificación de obras no residenciales, ubicada en un solitario segundo lugar, aportó otro 20%.

 
 
Perspectivas sectoriales

En la última encuesta que realizó el INDEC, a lo largo de diciembre, les preguntó a los empresarios entrevistados cuál es el impacto que tendrá durante el año en curso el “Plan Argentino de Obras Públicas” anunciado por el gobierno nacional.

Entre los realizadores de obras privadas, 73,1% consideró que tendrá un impacto positivo y 19,2% un impacto neutro. Sólo 7,7% respondió negativamente. Entre los constructores de obras públicas, y como era de suponer, las respuestas positivas fueron mayores (80,5%) a cambio de una menor proporción de respuestas negativas (2,4%). El restante 17,1% consideró que el impacto será neutro.

Sin embargo, y en línea con nuestro escenario base para 2009, en el cual consideramos que la ampliación de la inversión pública en construcción con relación a 2008 sólo compensará parcialmente la retracción de la inversión privada, dando lugar a una caída agregada de la actividad sectorial total, las respuestas de los empresarios acerca del nivel de actividad sectorial esperado para 2009 estuvieron más repartidas.

Entre los constructores de obras privadas, la mitad respondió que espera un mantenimiento del nivel registrado en 2008. En tanto, 38,5% considera que disminuirá y sólo 11,5% respondió que crecerá. Incluso, entre los realizadores de obras públicas, que serían los beneficiarios directos del referido plan, las respuestas se dividieron exactamente en tres tercios.

Al momento de responder sobre la evolución esperada del personal ocupado en sus empresas, se observaron proporciones similares a las señaladas en el párrafo anterior, confirmando el escenario general.

Cuando tomamos los permisos de construcción otorgados en los principales 42 municipios del país (se excluye a Rosario), según las estimaciones realizadas por el INDEC (ya que algunos municipios demoran varios meses en informar estos datos), en los primeros once meses del año se autorizaron 8,9 millones de metros cuadrados, es decir 4,8% más que en enero-noviembre de 2007.

En la Ciudad de Buenos Aires, la superficie total autorizada ascendió a 2,58 millones de
metros cuadrados en enero-noviembre de 2008 y se ubicó en un nivel similar al registrado en igual lapso de 2007 (0,6% interanual). El menor dinamismo hizo que su importancia en el total de los principales municipios descendiera casi un punto porcentual, quedando en 29%.
 
 
En cuanto al comportamiento de los permisos de construcción, y aún dejando de lado el hecho de que los últimos meses referidos a los 42 municipios son estimaciones realizadas por el INDEC, insistimos en que en momentos de alta incertidumbre como los actuales no funcionan como un buen indicador adelantado de la actividad sectorial. Esto es así porque, independientemente de la aprobación obtenida, la puesta en marcha de las nuevas obras puede posponerse de manera transitoria hasta que el horizonte de planeamiento vuelva a despejarse.

* Los artículos fueron preparados por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consultores, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.