Noticias

Informe Construya N° 60 - Diciembre 2009 1ª Quincena

 

Coyuntura sectorial y perspectivas 
Por Lic. Pablo A. Lara de ESTRATECO Consultores

 

En octubre el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC), elaborado por el INDEC, mostró la ‘primera’ suba interanual del año, un leve aumento de 0,3% y en términos desestacionalizados verificó una recuperación de 1,8% mensual, que fue la cuarta consecutiva.

Esto hizo que en los primeros diez meses de 2009 el ISAC redujera la caída acumulada a 2,4% interanual (llegaba a 2,7% en los primeros nueve meses), en tanto que entre puntas del año llevó la recuperación hasta 5,2% (desestacionalizada; octubre ’09 vs. diciembre ‘08).

En realidad, el alza interanual de octubre no fue la primera del año, porque hubo otras dos previas. Pero técnicamente sí lo fue, porque las otras dos correspondieron a marzo y a junio (+0,5% y +5,5%, respectivamente), meses que en 2008 resultaron fuertemente afectados por el conflicto campo-gobierno nacional, tanto a través de los paros agropecuarios como de los cortes masivos de rutas. Por este motivo es que las tasas de cambio interanuales fueron positivas en marzo y junio de 2009, en medio de una tendencia sectorial claramente contractiva.
 

 
 

Ahora, el crecimiento registrado en octubre constituye una noticia positiva, porque se va confirmando que lo peor de la crisis quedó atrás. Sin embargo, todavía es temprano para interpretarlo como el comienzo de un nuevo proceso de recuperación sectorial. Porque lo que observamos es que los despachos de insumos al mercado interno (en términos desestacionalizados) vienen exhibiendo una elevada volatilidad a lo largo del año, con sucesivos intervalos de recuperación y caída. Es cierto que en los últimos dos meses del año deberíamos observar variaciones interanuales nuevamente positivas (y superiores incluso a la de octubre), pero justamente porque en noviembre y diciembre del año pasado se concentró la mayor parte de la contracción sectorial. Es decir, por una cuestión estadística.

Cuando desagregamos el ISAC por tipologías de obras, nos sigue llamando la atención el crecimiento de la edificación residencial, principal tipología dentro de la inversión en construcción. Según el INDEC la construcción de viviendas experimentó una expansión de 1,4% interanual en los primeros diez meses del año.

En cambio, el Índice Construya (IC), que también mide los despachos a plaza de los insumos vinculados a la construcción de viviendas, en los primeros once meses del corriente año exhibió una caída de 12,6% interanual. Es cierto que los dos indicadores no son idénticos, porque el IC sólo considera a las empresas líderes de los principales rubros. Pero aún así debemos destacar que el ISAC vivienda y el IC exhibieron casi el mismo comportamiento desde que este último comenzó a medirse en junio de 2002 hasta octubre de 2008, con muy pocas excepciones. En cambio, a partir de noviembre del año pasado la evolución de ambos indicadores fue muy diferente. El IC mostró una contracción mucho más abrupta durante el último bimestre de 2008 y luego una recuperación entre puntas de 2009 mayor que el ISAC vivienda, pero mantuvo el promedio anual en un nivel inferior al correspondiente a 2008. A la inversa, y como destacamos en el párrafo anterior, en el acumulado de 2009 la edificación residencial creció según el ISAC. 

 
 

En la búsqueda de un equilibrio, tomemos en cuenta los despachos totales de cemento portland al mercado interno, que es el principal insumo en la conformación del nivel general ISAC y del ISAC vivienda (en el IC sólo se incluyen los despachos de Loma Negra). En líneas generales, presentaron un comportamiento similar al descripto por el IC. A partir de octubre de 2008 comenzaron a disminuir, pero fue en noviembre y diciembre que exhibieron una caída muy abrupta, producto de una parálisis de demanda. Luego, en enero y febrero de 2009 los despachos de concreto se mantuvieron en niveles mínimos y a partir de marzo comenzaron a recuperarse, también en forma gradual como lo hizo el IC.

Entre las restantes tipologías de obras medidas por el INDEC, las obras privadas no residenciales, las otras obras de infraestructura y las obras petroleras, continuaron mostrando contracciones con relación al mismo período del año anterior (tanto en la medición octubre-octubre como en las comparaciones de los acumulados de los primeros diez meses).

Las obras privadas no residenciales mostraron una caída de 2,0% anual en octubre y una baja de 4,8% interanual en enero-octubre de 2009, en tanto que las obras de infraestructura hicieron lo propio en 2,5% y 6,2%, respectivamente. En tanto, las obras petroleras se contrajeron a un ritmo de 36,1% interanual en los primeros diez meses del año. Las únicas que mostraron una dinámica claramente expansiva fueron las obras viales, pero por una cuestión estrictamente electoral. En los primeros diez meses del año acumularon un alza de 4,6% interanual. Sin embargo, e igualmente, el avance interanual acumulado comenzó a moderarse a partir de septiembre, en la medida que las elecciones quedaron atrás y la realidad fiscal (nacional y de las provincias) pasó a dominar la escena. En septiembre los despachos de asfalto retrocedieron 6,9% con relación a un año atrás y en octubre hicieron lo propio en 4,9%.    

 
 
 
En materia de perspectivas, destacamos el hecho de que la superficie autorizada para construir creció 1,6% anual en octubre (segunda suba en el año, detrás de la de marzo (+8,2%)) y volvió a marcar el guarismo más alto de 2009 (habiendo superado al de septiembre). No obstante ello, en los primeros diez meses del año todavía acumuló una contracción de 16,1% interanual. El comportamiento de octubre lo registramos como positivo, pero la evolución irregular de la serie todavía nos impide anticipar un cambio de tendencia. Además, recordemos que el dato correspondiente a octubre fue estimado por el INDEC, debido a que varios municipios demoran mucho tiempo en enviarle los datos.

En los principales 42 municipios del país se aprobaron 874,6 mil metros cuadrados en octubre, lo que elevó la cifra a 6,80 millones de metros cuadrados en los primeros diez meses del año. Para tener un punto de referencia, tengamos en cuenta que el nivel acumulado se ubicó entre los autorizados en iguales período de 2005 y 2006.