Noticias

Informe Construya Nro. 114 - Agosto 2012

 

Informe Económico

 

Por Lic. Pablo A. Lara, ESTRATECO Consultores

En junio el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) registró una mejora de 2,4% mensual desestacionalizada. Con ella recuperó una parte de la gran caída registrada en el bimestre abril-mayo, pero no pudo evitar que el segundo trimestre cerrara 3,0% por debajo del trimestre anterior, acumulando cuatro trimestres consecutivos de retracción. Asimismo, el conjunto de los insumos despachados al mercado interno se ubicó por cuarta vez en cinco meses por debajo del nivel verificado un año atrás y finalizó el primer semestre de 2012 con una contracción de 0,8% interanual, algo que no ocurría desde 2009 (cuando acumuló una baja de 2,8% anual). En lo que respecta a los permisos de construcción en los principales municipios del país, según las estimaciones del INDEC en junio la superficie autorizada se contrajo 14,1% con relación a igual mes de 2011 y ello hizo que la registrada en la primera mitad del año se ubicara en el mismo nivel de un año atrás (-0,1% anual).

 
 

La serie desestacionalizada del ISAC experimentó una mejora de 2,4% mensual en el sexto mes del año, pero ello no alcanzó para compensar la gran caída registrada en el bimestre abril-mayo. De este modo, en el segundo trimestre del año registró una baja de 3,0% con relación al trimestre anterior, acumulando cuatro trimestres consecutivos de retracción (si se incluye la leve caída de 0,1% observada en el cuarto trimestre de 2011, que bien podría considerarse como nula).

De cualquier forma, en términos técnicos la actividad de la construcción se encuentra atravesando un nuevo proceso recesivo (porque para ello se requieren dos trimestres consecutivos de caídas de la serie sin estacionalidad). Pero, a diferencia del proceso registrado entre finales de 2008 y mediados de 2009, el actual exhibe una mayor extensión en el tiempo y, por el momento, una menor intensidad. En la crisis anterior, la caída de la serie desestacionalizada se concentró en los primeros cinco meses (entre julio y diciembre de 2008 acumuló una contracción de 12,7%). Luego, el nivel de los despachos de insumos se mantuvo relativamente estancado en el mes a mes (si bien siempre por debajo de igual período del año anterior; 10 bajas en 12 meses) y recién comenzó a recuperarse con vigor a partir de 2010. En tanto, en la coyuntura actual el ISAC acumuló una retracción de 8,8%, al comparar el pico registrado en mayo de 2011 con el mínimo registrado en mayo del corriente ejercicio (hasta ahora acumula sólo cuatro caídas interanuales en los últimos cinco meses).

Con relación a igual mes de 2011, el ISAC con estacionalidad experimentó una caída de 1,6% en junio y cerró la primera mitad del año 0,8% por debajo del nivel alcanzado en el primer semestre del año pasado. Recuérdese que en el primer semestre de 2009 esta serie había registrado un retroceso de 2,8% anual.

Al desagregar el ISAC por tipologías de obra, en junio y por tercer mes consecutivo todas verificaron disminuciones con relación a un año atrás, con excepción de las construcciones petroleras. Las obras viales, las otras obras de infraestructura y las obras no residenciales privadas volvieron a exhibir los mayores retrocesos: -3,7%, -2,0% y -2,0% anual, respectivamente, mientras las obras residenciales descendieron 1,7% anual. Por su parte, las obras petroleras registraron un alza de 4,4% interanual.

Al considerarse el primer semestre del año la foto no presentó mayores cambios. Sólo que en este caso las otras obras de infraestructura fueron las más afectadas (-4,4% anual), seguidas por las obras viales (-3,3% anual) y las obras no residenciales privadas (-2,1% anual), mientras que las obras residenciales apenas acumularon un retroceso de 0,1% anual (‘estancamiento’). Del otro lado, las obras petroleras registraron una recuperación de 6,5% anual.

 
 
 

Pero, cuando se desagrega el ISAC por principales insumos (6 sobre un total de 10), se observa que tanto en junio como en el primer semestre del año sólo crecieron los despachos de ladrillos, si bien a una velocidad decreciente: 6,4% y 8,6% anual, respectivamente. En tanto, los despachos de cemento portland, el ‘termómetro sectorial’, se mantuvieron en el mismo nivel de junio de 2011 (-0,3%) y acumularon un retroceso de 4,6% anual en el primer semestre del año, intercambiando posiciones con el hierro redondo para hormigón, cuyos despachos disminuyeron 6,4% anual en junio y se mantuvieron casi estancados en la primera mitad del año (-1,0% anual).

En cambio, los despachos de asfalto, pinturas y pisos y revestimientos cerámicos experimentaron sendas retracciones tanto en el sexto mes del año como en el acumulado de enero-junio de 2012, tal como se puede observar en los dos gráficos siguientes.

 
 
 

Y las estimaciones del INDEC referidas a las intenciones de los desarrolladores e inversores de llevar adelante proyectos constructivos en los principales municipios del país, arrojaron una importante retracción de 14,1% anual en junio de 2012. En total se habrían autorizado 678.390 metros cuadrados en el período considerado, es decir casi 112 mil metros cuadrados menos que en junio de 2011.

Y en enero-junio de 2012 el organismo oficial estimó autorizaciones por el equivalente a 3,757 millones de metros cuadrados, con lo cual se habría igualado la superficie registrada en el mismo semestre del año pasado (repitiendo la evolución verificada entre el segundo semestre de 2010 y de 2011).

Ahora bien, debe reiterarse que con el transcurso del tiempo la brecha entre el dato estimado por el INDEC y el guarismo que surge de sumar estrictamente los datos mensuales de los municipios que mantienen la información relativamente al día, crece casi continuamente, y el organismo de estadísticas no informa cuáles son los criterios en los cuales se basa para llegar al primer número.  

En esta ocasión, contando con los datos desagregados correspondientes al período enero-mayo de 2012, se contabilizó una diferencia de 817.263 metros cuadrados. Por un lado, el INDEC estimó una superficie de 3,081 millones de metros cuadrados (+3,7% anual) y, por el otro lado, los datos efectivamente informados por los municipios arrojaron una superficie de 2,264 millones de metros cuadrados (-17,2% anual).