Noticias

Informe N° 10 - Enero 2006

 

Editorial - Buenas perspectivas para el 2006

 

Finalizado el 2005, es importante destacar el notable crecimiento del sector de la construcción, el cual mostró una importante expansión con respecto a años anteriores. Así lo confirmó nuestro indicador, el Índice Construya con los líderes, que cuantifica la evolución mensual de las ventas de las principales empresas del sector.

En 2005 el Índice Construya registró un crecimiento del 25,4% respecto al año anterior. Además este indicador permite prever, un mes antes de la publicación del ISAC (Indicador sintético de la Actividad de la Construcción del INDEC), que los despachos de los principales insumos de la construcción crecieron en diciembre un 3,8% en relación al último mes.

Durante 2005 confluyeron varios factores que jugaron a  favor de la inversión inmobiliaria como la consolidación de la inversión en ladrillos para resguardar ahorros; la recuperación del precio de los alquileres y el aumento de los precios de las propiedades, que constituyen indicadores de rentabilidad de la inversión y de ganancias de capital; el lanzamiento de nuevas opciones; el incremento del nivel de actividad económica y, en consecuencia, de la demanda de espacios y de la existencia de fondos para financiar esa demanda;  y, por último, la faltante de superficie para destino comercial.

 

El  elemento distintivo del mercado inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires durante 2005 fue la demanda de los extranjeros y los argentinos radicados en el exterior. Esto tuvo un efecto dinamizador sobre los precios de los inmuebles de alta gama. En algunos proyectos puntuales, entre 50% y 75% de las ventas se realizaron a inversores no residentes. En este marco, la novedad para los desarrolladores fue el denominado marketing inmobiliario.

'El saldo anual del sector es sumamente positivo y las perspectivas, absolutamente alentadoras. Superamos en promedio a 1998, última marca histórica del sector. Esta tendencia favorable se mantendrá, al menos, durante 2006 y principios de 2007 con obras importantes en todo el país', afirma el Arquitecto Federico Ortiz Picasso, Coordinador de Construya con Los líderes.

 

En cuanto a la superficie permisada de construcción que anticipa futuras construcciones, en el acumulado del año se autorizó un total de 7.010.331 m2, la cual resultó un tercio superior a la de enero-noviembre de 2004. En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires se aprobaron 1.958.314 metros cuadrados para construir, lo que significó un incremento de 57% en relación al mismo período del año anterior. En cuanto a la distribución geográfica de los metros cuadrados aprobados en la Ciudad de Buenos Aires, Palermo (18,3%) y Puerto Madero (12,35%) fueron los más demandados. Esto muestra que continúa la tendencia a la concentración de la construcción en los barrios de la ribera norte de la Ciudad iniciada con la recuperación postcrisis. Pero a lo largo de 2005 también se destacó la performance registrada en Villa Urquiza (7,8%), Caballito (5,8%) y Flores (5,8%), barrios que en forma individual superaron a Belgrano (5,4%) que quedó en sexto lugar. Otros lugares del país que se mostraron muy dinámicos fueron el Gran Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Salta.

Por los resultados obtenidos durante 2005 y las buenas perspectivas que se tienen para 2006 podemos confirmar que la construcción se consolidó como uno de los sectores más dinamizadores de una economía argentina en pleno crecimiento.