Noticias

Informe N° 14 - Mayo 2006

 

¿Hacia dónde va la actividad sectorial?

 

En marzo la actividad de la construcción volvió a contraerse en comparación con el mes anterior tal como sucedió en enero. En esta ocasión la caída fue de 1,1% en términos desestacionalizados. Desde el cierre del año pasado hasta marzo de este año, el sector experimentó una contracción de 4,9% desestacionalizada. Incluso si tomamos el cuarto trimestre de 2005 y el primero de 2006, la variación también fue negativa, aunque inferior (-1,6%).

El índice construya, que muestra la evolución de los despachos de insumos que las empresas integrantes del grupo orientan a la construcción de viviendas dentro del país, tuvo el mismo comportamiento en el período analizado. Sin embargo, en abril arrojó un dato positivo. Volvió a crecer con respecto a marzo (5,3% sin estacionalidad). En la medida que anticipa con bastante precisión la evolución del ISAC (recordemos que el peso de la edificación de viviendas es la que tiene más ponderación dentro del índice), podría resultar en una mejora.

 
 

Los números del comienzo del año reflejan dos cosas. En primer lugar, que el factor climático adverso que impidió el normal desarrollo de las obras en enero, todavía no pudo ser compensado en febrero y en marzo. Tal vez en abril se revierta parcialmente esta caída, ya que el índice construya anticipó un fuerte incremento. En segundo lugar, la actividad de la construcción está reflejando un cuello de botella en el plano del abastecimiento de insumos críticos y en lo que respecta a la disponibilidad de mano de obra calificada en ciertos ramos, ya que está pasando de un período de recuperación a otro de crecimiento.

Por supuesto que al realizar comparaciones interanuales, en promedio la construcción todavía exhibe tasas de crecimiento muy significativas. Esto se debe a que la tasa de expansión de la construcción se aceleró a partir del segundo semestre del año, haciendo que el nivel de actividad llegara a niveles muy altos en el primer trimestre de este año (a pesar de la leve contracción señalada más arriba). De esta manera, cuando se compara marzo de 2006 con marzo de 2005, el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) se ubicó 22,5% por arriba. En el mismo sentido, el primer trimestre del año resultó 20,5% superior al primer trimestre de 2005. Como muestra el gráfico que sigue, todas las tipologías de obra mostraron tasas de expansión muy altas, con excepción de las petroleras.

En línea con lo expuesto, los despachos de insumos también mostraron significativos crecimientos en el primer trimestre de 2006, en relación con el mismo período del año pasado. Las subas más importantes se registraron en ladrillos huecos, cuyos despachos crecieron más de 50%, hierro redondo para hormigón y cemento portland. En estos dos últimos casos, las subas llegaron a 28% y 25,5%, respectivamente, con relación al primer trimestre de 2005.

 
 

Los valores interanuales ya no sirven para proyectar la tasa de crecimiento sectorial para 2006. A medida que avance el año, al contrastarse con meses que ya tenían elevada actividad, la tasa de expansión interanual (y el promedio anual) necesariamente irá convergiendo a valores más bajos. Sin embargo, es importante resaltar que la desaceleración del crecimiento no es un dato negativo y no está señalando un cambio de expectativas. Por el contrario, muestra la transición que está haciendo el sector de la construcción, al igual que muchas otras ramas de la economía, desde un período de recuperación hacia otro de crecimiento.

Cuando la economía sale de un período recesivo o de una profunda depresión (como la de 2001-2002), a las empresas les resulta 'fácil' responder a la mayor demanda, porque tienen maquinarias ociosas y personal disponible. A su vez, pueden reincorporar personal que fue suspendido o despedido previamente y ampliar la cantidad de obras en marcha en forma rápida. Por ello, las tasas de variación en períodos de recuperación son muy elevadas. Ahora, cuando ya se alcanza la plena utilización de los factores productivos existentes, la única forma de mostrar tasas de variación positiva, es a través del crecimiento. Pero este proceso demanda tiempo, porque la incorporación de nuevas máquinas y la formación de nuevos recursos humanos no es instantánea. Tomar decisiones de inversión implica tomar distancia del día a día y analizar con cierto detenimiento el horizonte general y sectorial (cómo se espera que evolucionen el contexto político y macroeconómico, las reglas de juego, la demanda de inmuebles, la disponibilidad de financiamiento y su costo real, etc.).

 

Por lo tanto, la transición de un período a otro puede generar restricciones o cuellos de botella, que se reflejan en bajas pronunciadas de la tasa de crecimiento, pero ello no implica un cambio de tendencia o una reversión de las expectativas. En este sentido, las empresas integrantes del grupo Construya constituyen un ejemplo interesante de esta realidad. En los últimos tiempos adoptaron decisiones de inversión significativas con el fin de ampliar la capacidad de abastecer la demanda creciente, pero la incorporación de la producción al mercado demanda tiempo.

Además, las perspectivas para los próximos meses siguen siendo alentadoras, en función de la evolución de la superficie autorizada para construir en los 42 municipios que se relevan mensualmente, que opera como un indicador adelantado de la actividad sectorial. En el primer trimestre del año se autorizó un total de 1.962.234 m2, lo que significó un incremento de 26,4% interanual.

 
 
Por su parte, la encuesta de expectativas del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo también resultó alentadora. En su última medición, para los próximos tres meses, alcanzó un nivel de 7,1 puntos,  ubicándose en la banda del 'optimismo moderado'. En la misma banda se ubicaron el resto de los rubros encuestados, a excepción de las constructoras que alcanzaron a 8,4, ubicándose en la franja de 'optimismo acentuado'.
 
 

Tanto en el caso de los profesionales independientes como de las empresas constructoras, la mayoría se inclinó por responder que el nivel de actividad aumentará en los próximos tres meses. En cambio, entre los estudios de arquitectura y las inmobiliarias, la mayoría se inclinó por considerar que no habrá cambios, aunque la proporción de encuestados que consideró que la actividad crecerá fue de 42%-45%.

Una mirada al índice de producción industrial (EMI)

En la sección anterior le prestamos atención al ISAC y al índice construya. Ahora, nos concentramos en el comportamiento de los índices de producción de los sectores vinculados con la construcción, con el fin de contrastar la hipótesis planteada más arriba.

Las industrias productoras de cemento y otros materiales de la construcción, registraron en el primer trimestre de 2006 tasas de crecimiento interanuales de 22,3% y 21,2%, respectivamente (Estimador Mensual Industrial (EMI) elaborado por el INDEC). En tanto, la producción de vidrio cayó 2%, producto de la caída de las exportaciones de vidrio plano (-34%) ante el aumento de los despachos al mercado interno (+9,9%), en un escenario de plena utilización de la capacidad instalada sectorial. Con estos guarismos, la producción de minerales no metálicos registró un aumento de 14,8% entre los períodos considerados.

 
Si se toma la utilización de la capacidad instalada de todo el grupo productor de minerales no metálicos, ésta alcanzó a 57% en el primer trimestre de 2006, lo que significó un incremento de 5,8% con relación al mismo período del año pasado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este dato está afectado por el amplio margen de capacidad instalada no utilizada que tiene la industria cementera. El resto del bloque está operando a elevados niveles de su capacidad instalada.
 

El presente artículo fue preparado por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consulotres, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.

NOTA IMPORTANTE II: Está permitida su reproducción parcial, citando la fuente.