Noticias

Informe N° 14 - Mayo 2006

 

Comparten vida, estudio y profesión

 

Leopoldo Achaga Álvarez y Soledad Figueroa Moral, son un matrimonio que recién recibidos montaron su propio estudio en Mar del Plata; Trabajaron en España, en la ciudad de Palma de Mallorca; Para un complejo de viviendas sumaron el certificado por el Emblema de Calidad de Construya.

 

Se recibieron juntos de arquitectos en la Universidad Nacional de Mar del Plata en 1996, inmediatamente armaron su propio estudio. Leopoldo Achaga tiene 38 años, Soledad Figueroa, 34. 'Nos dedicamos desde el inicio a lo que es vivienda unifamiliar, es lo que más nos gusta. Así empezamos a hacer nuestras primeras casas. Llevamos más de 20 construidas, hasta 2001 tuvimos mucho trabajo, luego llegó la crisis y unos amigos que estaban en Palma de Mallorca nos contactaron con inversionistas para realizar un proyecto de 4 casas'.

 

La experiencia europea duró 3 años y los trabajos fueron hechos con una arquitectura típica del lugar. 'Nos volvimos por un problema de salud, y al regreso no teníamos demasiadas expectativas, pero reabrimos nuestro estudio en el Barrio de La Florida y ahora estamos por abrir uno nuevo en la Avenida Constitución', sostiene Achaga.

 

En lo que hace a lo profesional, el estudio Achaga-Figueroa, quedó como satélite de un estudio en Palma de Mallorca. Leopoldo destaca que lo que buscan es priorizar las necesidades del cliente y los gustos. 'Hacemos casas modernas y muy luminosas, tratamos de integrar el verde al interior de la vivienda. Tendemos más hacia el minimalismo, aunque también construimos casas de ladrillos. Tratamos de utilizar Parex y materiales nuevos, pero es difícil definir un estilo', sostiene.

 
 

En cuanto a si tienen algún referente en el medio, Achaga responde que tanto como profesional como persona destaca al arquitecto Daniel Cutrera, aunque no deja de mencionar al estudio Mariani-Pérez Mirabilia, 'es uno de los más importantes de Mar del Plata y hacen obras muy buenas'.

 

Sobre la arquitectura marplatense, dice que tenía una visión antes de irse a España y otra a su regreso. 'Antes pasaba por momentos muy complicados, pero desde hace un tiempo la imagen de los edificios cambió, se ve la mano de los diseñadores y de los arquitectos. La notamos bastante mejorada.

 
 

Para finalizar Achaga habló de Construya y del Emblema de Calidad. 'Nos pareció una idea muy interesante desde el comienzo. Garantiza el trabajo que hace uno, es como un plus. Además, nos apoyan con la promoción, la cartelería. Cuando explicamos cómo trabajamos ahora agregamos que junto a los materiales de calidad que usamos, se suma un certificado de calidad, con empresas reconocidas. Así desaparece de la gente el cuco de si  las instalaciones son buenas, si se hacen con buenos materiales. La gente se engancha y tiene una excelente respuesta, siempre se inclinan por la calidad'.

Este estudio tiene el convenio de calidad firmado para el complejo de viviendas 'Ayacucho Norte' en el barrio Jara, son 10 casas de 160 metros cada una y planteadas en 3 etapas.