Noticias

Informe N° 16 - Julio 2006

 

El crecimiento de la construcción en perspectiva

 

A medida que avanza el año, se confirma la tendencia de crecimiento sostenido en el nivel general de actividad de la construcción. Pero, al mismo tiempo, también se observa que la velocidad va disminuyendo con relación a los años anteriores. Con respecto a las perspectivas para el futuro cercano, cabe esperar que el escenario de crecimiento continúe, así como la convergencia a tasas de expansión más bajas.

En mayo el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) que elabora el INDEC confirmó la suba que anticipara en el número anterior el índice CONSTRUYA, aunque la variación fue significativamente inferior a lo previsto. En términos desestacionalizados, el incremento de mayo fue de 2% en relación con el mes anterior, marcando un nuevo récord histórico en la serie que se inicia en 1993. Con estos guarismos, la actividad de la construcción superó en 4,5% el nivel de diciembre de 2005.

Ahora, cuando tomamos la información brindada por el índice Construya, que mide la evolución de los despachos que las empresas integrantes del grupo orientan a la construcción de viviendas, en junio los despachos de insumos sufrieron una baja de 2% desestacionalizada con relación al mes anterior.

 
 

De esta forma, si comparamos el promedio del primer semestre del año con el segundo semestre del año pasado, el índice Construya verificó una suba de 6,4% desestacionalizada.

Creemos que la comparación interanual en este sector de actividad no es apropiada, debido a las diferentes velocidades de crecimiento que se registraron entre la primera y segunda mitad de 2005. El nivel de actividad del segundo semestre fue muy alto, impulsado tanto por la ejecución que el gobierno nacional hizo de las partidas para inversión pública en un contexto electoral (en forma directa y a través de las transferencias de capital), como por la ejecución de obras privadas. Si se comparara con el primer semestre del año pasado, los índices dan cuenta de una expansión de 24,1%. Un número muy elevado y positivo en sí mismo, pero que las empresas ya vivieron en la segunda parte de 2005 y que será difícil de mantener a medida que la comparación vaya incorporando los meses posteriores a junio del año pasado.

¿Qué explicó la disminución de junio? Tal como venimos indicando en anteriores columnas, los sectores productores de insumos para la construcción y las propias empresas constructoras, están operando con un nivel de capacidad ociosa y con stocks muy bajos o nulos. La demanda está creciendo más rápido que la oferta, a la vez que las nuevas inversiones que se están llevando a cabo para responder a este contexto demandan tiempo para realizarse y para ponerse en marcha.

El sector de la construcción, al igual que la economía en general, está pasando de un período de recuperación, donde es más ‘fácil’ responder a los aumentos de demanda, a un período de crecimiento genuino.

En este contexto, los días de lluvia, las paradas técnicas y/o por fallas, las bajas temperaturas y muy probablemente el mundial de fútbol, hayan afectado la capacidad de respuesta de las empresas y, por lo tanto, el nivel de actividad que reflejan los índices. Esto se observó con particular intensidad en el primer trimestre de 2006, cuando el factor climático adverso extraordinario hizo que la actividad se retrajera en comparación con el último trimestre del año anterior (alimentado también por la desaceleración en la ejecución de fondos públicos para inversión).

Por ello, creemos que la mejor forma de describir el comportamiento de la construcción en 2006 es: nivel de actividad creciente, a menor ritmo que en períodos anteriores, con oscilaciones en torno al promedio, producto de estar operando al máximo de las posibilidades.

 
 

¿CUÁLES SON LAS INTENCIONES DE LOS EMPRESARIOS A FUTURO?

En los primeros cinco meses de 2006 se autorizaron 3.448.594 metros cuadrados en los principales 42 municipios del país. Esto implica un incremento de 21,9% en relación con el mismo período del año anterior. Podemos tomar estos datos como un indicador de las perspectivas sectoriales para los próximos meses.

A su vez, las expectativas relevadas por el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo en abril entre profesionales independientes, inmobiliarias, empresas de arquitectura y estudios de arquitectura, reflejaron también optimismo, aunque más moderado, ya que disminuyó con relación al mes anterior, repitiendo el comportamiento del último mes.

 

Las perspectivas reflejadas en la encuesta cualitativa elaborada mensualmente por el INDEC indican que prácticamente tres cuartas partes de las empresas que realizan principalmente obras privadas consideran que en junio no cambiará el nivel de actividad y lo mismo piensa más de la mitad de las empresas dedicadas principalmente a obra pública, mientras que el resto considera que seguirá la tendencia ascendente. Esto debería estar en línea con el resultado que exhibió el índice Construya en junio.

Las comparaciones interanuales muestran la desaceleración general de las expectativas de los empresarios, al tiempo que crece la importancia de la respuesta “mantenimiento del nivel de actividad” en las consultas a las empresas constructoras. Este cambio está relacionado directamente con la realidad de un sector que está operando al máximo de las posibilidades de producción y que requiere de nuevas inversiones para expandirse, las cuales requieren tiempo (para la decisión, implementación y puesta en marcha). Por lo tanto, no debe considerarse como un dato negativo, sino como una transición que está haciendo el sector desde un período de recuperación hacia uno de crecimiento.

 

El presente artículo fue preparado por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consulotres, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.

NOTA IMPORTANTE II: Está permitida su reproducción parcial, citando la fuente.