Noticias

Informe N° 17 - Agosto 2006

 

Evolución de los permisos de construcción

 

A continuación haremos referencia a las perspectivas de la oferta en el corto plazo, a través del análisis de los permisos de construcción.

En la primera mitad de 2006 la superficie autorizada para construcción en los principales 42 municipios del país registró un incremento de 19,7% alcanzando a 4,3 millones de m2. La evolución de este indicador de expectativas sectoriales muestra, al igual que el resto de los indicadores analizados en los últimos informes, una desaceleración de las tasas de crecimiento como consecuencia de la comparación con niveles cada vez más elevados (la superficie autorizada en el primer semestre de 2006 fue la más elevada desde 1998).

En la ciudad de Buenos Aires en particular, la superficie autorizada alcanzó a 1,3 M. de m2, registrando una tasa de crecimiento de 33,4% en relación con el mismo período del año anterior. Los barrios más dinámicos fueron Palermo, Caballito, Villa Urquiza, Belgrano (que registraron un incremento en la cantidad de m2 permisados entre 47% y 86%), Puerto Madero (donde se permisaron menos de la mitad de los m2 autorizados en el primer semestre del año pasado) y Flores (que duplicó la superficie autorizada en relación a la primera mitad del año pasado), concentrando la mayor proporción de m2 autorizados (en conjunto explicaron la mitad de la superficie autorizada).

 
 
 
Además de la mencionada desaceleración, que se refleja también en los datos de permisos de la Ciudad de Buenos Aires en los últimos dos trimestres, continuó avanzando la tendencia hacia una menor concentración de la superficie autorizada. Si bien esta tendencia avanza levemente, desde el segundo semestre del año pasado se ha mostrado una apertura de la actividad sectorial al resto de los barrios de la Ciudad, aunque no con la misma dinámica que los barrios más activos. Pero es evidente la ampliación de la actividad en términos geográficos.
 
 

La mayor proporción de la superficie autorizada se concentró en edificios de multivivienda y entre estos, en los de características suntuosas. Entre los edificios para otros destinos, que concentraron 13,3% de la superficie autorizada, se destacaron las actividades comerciales, bancarias-financieras y de hotelería. En el caso de univivienda, que sólo concentró 2,5% de la superficie autorizada, las unidades lujosas y suntuosas concentraron más de dos tercios de la superficie.

En conclusión, el proceso de transición natural de una recuperación a un proceso de crecimiento se refleja en estadísticas sectoriales que van desacelerando sus tasas de crecimiento. Esto no es negativo en sí mismo. En este contexto, los permisos de construcción no son una excepción. En particular, en la Ciudad de Buenos Aires también se observa esta dinámica. La distribución geográfica muestra una leve desconcentración, reflejando el mayor dinamismo de los barrios más allá de la rivera norte de la Ciudad, aunque de todos modos esta zona sigue concentrando la mayor proporción de los permisos. Los inmuebles suntuosos y lujosos mantienen la mayor proporción de permisos, en tanto los confortables mostraron un avance.