Noticias

Informe N° 4 - Julio 2005

 

Construcción - Situación actual y perspectiva

 
En mayo la actividad de la construcción confirmó la recuperación que mostró en abril, aunque a una velocidad menor. El Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) registró una suba de 2,3% desestacionalizada con relación al mes anterior y se ubicó 5,4% por encima del nivel de cierre del año pasado.

Con la suba de mayo, el ritmo de expansión del ISAC en los primeros cinco meses fue de 7,8% con respecto al mismo lapso de 2004. Es decir, la construcción está creciendo, pero a menor dinamismo que en 2003-2004, lo cual es lógico cuando las comparaciones se realizan con períodos de nivel de actividad más alto.
 
 
 
Sin embargo, en junio el factor climático adverso volvió a interferir en el desempeño de la actividad. Por un lado, el índice Construya, que elaboramos a partir de la información que proveen las trece empresas líderes que integran el Grupo, arrojó una baja de 0,5% mensual en términos desestacionalizados. Por el otro lado, los despachos de cemento portland al mercado interno (relevados por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland), que son los que mayor importancia tienen en la elaboración del ISAC, exhibieron una caída de 9,1% mensual (con estacionalidad).

No obstante lo cual, en el acumulado del primer semestre el índice Construya acumuló un alza de 11,5% con relación al primer semestre del año pasado, superando al promedio general del ISAC.

Del lado de las obras privadas, todavía existe una importante brecha entre el precio y el costo de construcción del metro cuadrado en dólares, que favorece las decisiones de construcción en zonas donde los terrenos no son tan escasos. Además, no hay muchas alternativas de inversión que resulten atractivas en términos de la relación rendimiento-riesgo.

Del lado del sector público, calendario electoral de por medio, se observa un crecimiento importante de la ejecución de fondos para obra pública. El ítem Transferencias de capital (que incluye fondos para Fo.Na.Vi., Plan Federal de Viviendas (donde el gobierno está poniendo particular esfuerzo), FEDEI, Fondo del Conurbano y
Fondo Vial, entre los principales) fue el que más creció y explicó 16,7% del aumento del gasto primario total entre los primeros cinco meses de 2004 y de 2005. En enero-mayo de este año se enviaron $ 2.297,5 M. a las provincias por este concepto, es decir $ 895,9 M. más que en enero-mayo de 2004 (+63,9%). Por su parte, la inversión real directa (que la ejecuta la Nación y no las provincias) también estuvo entre los ítems que más crecieron (incluye principalmente obras viales, en tanto también ejecuta obras en provincias cuya propiedad luego se transfiere a las jurisdicciones respectivas). En lo que va del año por esta partida ya se pagaron $ 1.005,5 M., es decir el doble de lo que se había pagado en el mismo período del año pasado (+$ 519,5 M.).
 
 
 
 
 

En línea con lo expuesto en el párrafo anterior, la desagregación del ISAC por tipologías de obras mostró a las obras viales como las más dinámicas. En términos interanuales, en mayo crecieron 25,0% y entre los primeros cinco meses de 2004 y 2005 crecieron 14,0%. Fueron seguidas de cerca por otras obras de infraestructura. En cambio, las obras de ed           ificios para vivienda (tipología que tiene el mayor peso en la inversión en construcción y en el ISAC) crecieron 10,1% con relación a mayo de 2004 y 6,0% con respecto a enero-mayo del año pasado.

Con respecto a las perspectivas, si bien los aumentos de la tasa de inflación y de las tasas de interés nominales, sumados a la discrecionalidad con que se maneja el presidente Kirchner, elevan la incertidumbre sobre el futuro, el sector de la construcción todavía enfrenta un panorama positivo.

 

El dato más alentador para el sector está en la continua expansión de la superficie autorizada para construir obras privadas en los principales 42 municipios del país. Esto significa que los proyectos constructivos son atractivos. Lo que no podemos saber es si serán ejecutados en el corto o en el mediano plazo. Pero igual constituyen una señal importante.

En mayo se autorizó una superficie de 656.430 metros cuadrados en los principales 42 municipios del país, cifra que resultó 61,8% superior a la de mayo del año pasado. En enero-mayo de 2005 la superficie autorizada llegó a 2.808.381 metros cuadrados, es decir 41,8% más que en similar período de 2004. En la próxima sección analizamos con más detalle la evolución de los permisos en la Ciudad de Buenos Aires.

En función de lo expuesto más arriba, cuando se analizan las perspectivas a nivel de empresas, las respuestas más optimistas se encuentran entre los constructores de obras públicas. Un tercio de las empresas espera un mayor nivel de actividad y los tercios restantes no esperan cambios con relación a la actualidad. Del lado de las obras privadas, 21,7% espera que la actividad resulte mayor.