Noticias

Informe N° 24 - Marzo 2007

 

Actividad de la construcción, ¿cómo empezó 2007?

 

El nivel de actividad sectorial, medido por el Indice Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) que elabora el INDEC, comenzó el año con una caída de 1,1% desestacionalizada en relación con el mes anterior. Esto constituyó una prolongación del comportamiento observado en el segundo semestre de 2006. En este sentido, el ISAC tendencia-ciclo, que ajusta los componentes estacionales e irregulares de la serie, mostró que enero fue el 6° mes consecutivo en el que se registró una caída intermensual (acumuló una contracción de 3,2% en el período considerado).

Por su parte, el Indice Construya arrojó una variación positiva de 4,3% desestacionalizada en febrero, que se agregó al aumento de 0,4% verificado en enero. De esta forma, el Indice Construya acumuló una expansión de 4,7% en el primer bimestre del año (con relación al cierre de 2006).

Tal como se destacó en los últimos informes, y como puede observarse en el siguiente gráfico, desde julio de 2006 se fue incrementando mes a mes la brecha entre la evolución del ISAC y del Indice Construya.

 
 

¿Qué ocurre con las estadísticas sectoriales?. En primer lugar, hay que considerar que el sector está enfrentando un alto nivel de actividad, que se traduce en baja capacidad ociosa, con inversiones en proceso de maduración y restricciones para conseguir el personal calificado necesario. Por lo tanto, cualquier problema que enfrente una empresa constructora o una proveedora de insumos (en materia de abastecimiento de insumos críticos, paros del personal, etc.), provoca inestabilidad en la evolución de las series estadísticas. El mismo conflicto puede causar el factor climático, que tanto influye sobre el comportamiento sectorial (tal como ocurrió a comienzos de 2006).


En particular, en los últimos meses viene tomando creciente importancia la dificultad de las empresas para conseguir mano de obra calificada (especialmente técnicos y oficiales especializados). Esto se refleja en la evolución ascendente de los salarios, que presionan en el corto plazo sobre el costo de construcción y que dificultan la normal ejecución de las obras en curso. Adquirir un oficio demanda tiempo y los salarios que pagó el sector en los ‘90 no incentivaron a las nuevas generaciones a adquirir tales especialidades. Entonces, la escasez de mano de obra calificada, se suma a las restricciones logísticas y al agotamiento de la capacidad ociosa de las empresas, las cuales alcanzaron a producir casi 50% más que en 2002 y también 35% más que en 1998 (año que se marcó el récord anterior del nivel de actividad sectorial), para desacelerar el ritmo de crecimiento de la actividad.

 
 

En segundo lugar, el sector de la construcción se encuentra en un proceso de crecimiento, ya que recuperó todo lo que había perdido durante la recesión-depresión 1998-2002. En consecuencia, la tasa de expansión sectorial se desacelerará con el correr del tiempo y convergerá a la tasa de crecimiento de la economía. Es normal que ello suceda y no debe ser tomado como un dato negativo. Lo que ocurre es que el sector hacía tiempo que no enfrentaba una fase expansiva tan prolongada, como para que esta realidad se verificara. En los ’90 el sector de la construcción experimentó un proceso de expansión significativo (1990-1998), pero resultó afectado por la recesión que desencadenó el efecto Tequila durante 1995.

Por lo tanto, los indicadores pueden exhibir mayor variabilidad que en años previos y también una menor tasa de crecimiento interanual. El ISAC puede resultar más afectado que el Indice Construya (y, por ello, ampliar la brecha entre ambos), porque no sólo considera la obra residencial, que exhibe un importante dinamismo (en particular, de las obras premium, que en general son abastecidas por empresas del Grupo Construya), sino que también incluye las obras de edificios no residenciales, las obras viales, las otras obras de infraestructura y las obras petroleras. Al respecto, resulta oportuno destacar que, si bien tienen una baja incidencia en la composición del índice, las construcciones petroleras vienen exhibiendo un bajo dinamismo y, en particular, en los últimos tres meses (noviembre ’06-enero ’07) registraron caídas interanuales.

Pero, a medida que avance el año y se vayan sucediendo los diferentes actos electorales provinciales y nacionales, la obra pública va a dinamizar la actividad y, con ello, al ISAC.

 

El presente artículo fue preparado por ESTRATECO Consultores, únicamente a los fines informativos. La información y datos estadísticos contenidos en este informe o utilizados para su elaboración han sido obtenidos de fuentes públicas y privadas que consideramos confiables, pero no podemos garantizar que sean completos o exactos. Toda la información y análisis contenido en este artículo constituye la opinión a la fecha de ESTRATECO Consulotres, la cual puede variar sin previo aviso. Se deberá tener especialmente en cuenta que el artículo puede contener información, pronósticos y proyecciones sobre hechos futuros, que pueden no materializarse, razón por la cual se deberá tener presente el carácter no definitivo de las asunciones referidas a estos acontecimientos. El destinatario del presente artículo deberá considerar que los rendimientos pasados respecto de inversiones aquí analizadas no implican o aseguran rendimientos futuros. El presente artículo no ha sido efectuado teniendo en cuenta las necesidades particulares del destinatario, ni reemplaza el juicio independiente del mismo. No implica el asesoramiento por parte de ESTRATECO Consultores, por lo que el destinatario deberá en todos los casos obtener el asesoramiento apropiado por parte de profesionales respecto de la conveniencia de invertir o tomar determinada acción, sobre la base de las opiniones o informaciones aquí vertidas. ESTRATECO Consultores, sus directores y los profesionales vinculados, no asumen ninguna responsabilidad por la utilización de toda la información contenida en este artículo.

NOTA IMPORTANTE II: Está permitida su reproducción parcial, citando la fuente.