Noticias

Construya Noticias Nº 9

 

Los alquileres temporales para turistas son rentables

 

Los turistas buscan en Buenos Aires precios menores a los que cobran en los hoteles; en Recoleta abonan hasta 800 dólares mensuales y rondan los 30 el día; en otros barrios como San Telmo, 590 dólares, mil en Puerto Madero y 880 en Barrio Norte el mes.

 

Muchos extranjeros intentan dormir en la Ciudad de Buenos Aires a un precio más bajo que el que pide un hotel, es lo que buscan miles de turistas que llegan al país para estudiar, pasear, hacer negocios o visitar familiares como mínimo por un mes, desde que el tipo de cambio lo hace tan conveniente en cuanto precios relativos.

Pero el intento se ve frustrado ya que el costo del hospedaje es alto: es que es tal la cantidad de turistas que prefieren los departamentos de alquiler temporario, que sus precios se recuperaron hasta resultar para algunos -en especial los estudiantes y jóvenes que vienen por un bimestre o cuatrimestre- no siempre tan baratos.

 

Para tener una idea, por estos días de otoño y primavera europea -que se traduce en mayor demanda de extranjeros-, según un relevamiento realizado por una consultora: por un monoambiente con servicios básicos (teléfono libre para llamadas locales, kitchenette, cable, sillón-cama y mesa) en Recoleta se puede pedir entre u$s600 y u$s800 el mes, con un depósito de u$s300-400.

Los precios varían mucho. Pero en principio, se paga entre 12 y 33 dólares por día un ambiente según el barrio (entre u$s360 y u$s1.000 el mes). El precio máximo encontrado en un barrio no tan 'top' fue 650 euros mensuales por un ambiente de 40 m2 en Lima y Humberto Primo.

Por dos y tres ambientes se paga entre u$s30 y u$s150 por día, según el metraje y barrio. Los preferidos son Palermo, Retiro, Centro, Barrio Norte, Recoleta y San Telmo, por lejos.
De acuerdo con un relevamiento realizado a principios de 2007  por la consultora Reporte Inmobiliario, el precio promedio en San Telmo por el alquiler temporario mensual de un ambiente llega a u$s590, en Puerto Madero casi a u$s1.000, en el Centro a u$s621 y en Barrio Norte a u$s877.

Otra opción para turistas es la casa de familia, donde se alquilan habitaciones por u$s90 a u$s175 la semana.

 

La respuesta sobre el valor de los alquileres no result sencilla: según qué se consiga, en qué barrio y cuánta gente duerma en la unidad. Si una sola persona paga 30 dólares el día estará afrontando un alquiler de u$s900 mensuales, lo que implica un costo levemente inferior al que se paga por un departamento de similiares características en las afueras de Nueva York.

Por el contrario, si lo comparte, se convierte en una opción mucho más conveniente a la de alquilarlo sólo que no resulta barato e inclusive, algunos valores que se piden compiten con precios de habitaciones en Europa.

Según la opinión de José Rozados de Reporte Inmobiliario 'hoy por hoy, los departamentos chicos que se alquilan temporariamente tienen una muy buena rentabilidad y en la medida en que se tenga ocupado la mayor parte del tiempo -por caso, 80%- se tiene una renta superior a 10% anual o más'.

De hecho, si se piensa que un monoambiente en Recoleta puede costar u$s40 mil; se obtiene que en pocos años, sin contar gastos -expensas, TV por cable, teléfono, Internet y otros que se incluyen- es posible recuperar buena parte, sino toda la inversión. 

 

Según el testimonio de Enrique Abatti, Vicepresidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina: 'este boom comenzó apenas iniciada la crisis económica de 2001-2002 porque la Argentina se transformó en un destino muy barato para turistas y apetecido especialmente por los europeos, por las características de la Ciudad de Buenos Aires. Ante la caída de los precios de los alquileres normales, por la falta de poder adquisitivo, el alquiler temporario se convirtió en una alternativa de negocio muy utilizada por los propietarios de unidades de 1 o 2 ambientes', aseguró.

'Para los propietarios, el alquiler temporario es un gran negocio en relación a lo que obtendrían por el precio del alquiler en pesos. De todos modos, no todo lo que reluce es oro: según la época del año, estos departamentos pueden permanecer vacíos', dijo.

En cuanto a los elevados precios, Abatti opinó que 'siempre tienen que ser más baratos que la tarifa en un hotel por persona' para funcionar bien y aconsejó cuidar los valores que se cobran porque el exceso 'trae preocupación a los turistas y puede ahuyentarlos'.