Noticias

Construya Noticias Nº 10

 

Proyectos nuevos de construcción para la clase media

 

Los desarrollos inmobiliarios ahora buscan llegar a otros sectores, es cada vez mayor la cantidad de proyectos en la Capital Federal; por primera vez desde la crisis de 2001 los desarrolladores observan en la clase media y baja a potenciales clientes.

 

Al parecer el negocio de la construcción se expande más allá de la frontera socio-económica que representa la avenida Córdoba. De a poco barrios como Puerto Madero, Barrio Norte y Palermo están empezando a perder el monopolio que tenían a la hora de concentrar los proyectos de nuevas viviendas y las grandes desarrolladoras inmobiliarias comienzan a posar su mira en el sur de la Capital Federal y zonas del conurbano que fueron olvidadas por el boom de la construcción.

Pese a todo en el sector todos coinciden en que el crédito hipotecario jugará un papel decisivo a la hora de consolidar esta incipiente 'democratización' del mercado inmobiliario, también reconocen que por primera vez desde la crisis de 2001 las empresas están comenzando a ver a la clase media y media baja como potenciales clientes.

 

Empresas como Creaurban, Fernández Prieto y Dypsa empiezan a desarrollar distintos proyectos en lugares de Buenos Aires como Villa del Parque, Villa Soldati y San telmo. La primera empresa planea lanzar antes de fin de año la construcción de una torre de viviendas en Villa del Parque, que demandará una inversión de 8,5 millones de dólares. Esta desarrolladora inmobiliaria, controlada por la familia Calcaterra, ya había incursionado con una primera torre en Villa del Parque en los 90, aunque con la devaluación había concentrado sus inversiones en Puerto Madero.

En tanto que Fernández Prieto es otra de las desarrolladoras que quieren probar que hay vida más allá del barrio de los diques. La firma, pionera en emprendimientos de lujo en Puerto Madero, ahora tiene en estudio un proyecto en Villa Soldati, que obviamente apunta a otro target de la población. Para este emprendimiento, Fernández Prieto presentó un proyecto de iniciativa privada que incluye el desarrollo de 300 hectáreas que están desocupadas y que pertenecen al gobierno porteño. 

 

En el sur de la ciudad también está incursionando Dypsa, la desarrolladora que está detrás de las lujosas torres Renoir de Puerto Madero. Su debut en San Telmo se concretó con un proyecto de 3300 metros cuadrados en la esquina de Chile y Piedras, que ya se encuentra totalmente vendido.

'La clase media es un mercado al que históricamente el país le dio la espalda y con el que creo que las grandes desarrolladoras tenemos una responsabilidad social. En nuestro caso, más allá de los emprendimientos más lujosos dirigidos a compradores extranjeros, estamos lanzando un nuevo proyecto en Olivos y también miramos alternativas en Barracas, La Boca, Parque Patricios y Boedo', explicó a La Nación, Issel Kiperszmid, presidente de Dypsa.
 

 

En la lista de desarrolladoras con planes en barrios no tradicionales hay que incluir a IRSA. Según fuentes del mercado inmobiliario, la empresa de la familia Elsztain ya se habría alzado con distintos terrenos en Parque Patricios y Pompeya. En la firma admiten que están analizando propuestas en distintas zonas de la Capital y sólo confirman el próximo lanzamiento de un emprendimiento en el barrio del Abasto. El proyecto incluye el desarrollo de un par de torres que se levantarán encima del hipermercado que tiene Coto enfrente del Abasto Shopping. 

Otra empresa que también ya hizo pública su intención de incursionar en el conurbano bonaerense es Ecipsa, la mayor desarrolladora inmobiliaria del interior del país. La intención de la firma es replicar en el Gran Buenos Aires el proyecto de Natania, una propuesta de viviendas para clase media con la que lleva construidas más de 3000 casas distribuidas en 21 barrios de San Juan, Córdoba y Mendoza.