Noticias

Construya Noticias Nº 12

 


Presentación Ciclo de Actualización Construya
Charla del Lic. Pablo Lara (Estrateco Consultores)
 
El 17 de julio último se realizó en la sede de Construya la charla brindada por el Licenciado Pablo Lara, Director de Estrateco, Estrategia y Economía sobre ¿Hacia dónde va el sector de la construcción en Argentina?.
 

'A medida que avanza 2007, y en línea con nuestras proyecciones, los indicadores confirman la desaceleración de la tasa de expansión del sector de la construcción y de la actividad inmobiliaria.

Al respecto, hay que distinguir la tendencia a la desaceleración del comportamiento errático que mostraron los índices sectoriales en los últimos meses, como consecuencia del factor climático adverso.

 

La actividad en la construcción y el mercado inmobiliario batieron récords en 2006 y ahora se enfrentan al desafío de sostener lo alcanzado. El año pasado finalizó la etapa de recuperación, ya que se superó el nivel de actividad que había alcanzado en 1998 (máximo anterior). Ahora el crecimiento sectorial dependerá más estrechamente de la evolución de la economía real (es decir, de los ingresos de las familias y empresas) y, en este contexto, la convergencia a la tasa de crecimiento promedio de la economía es algo que no debe sorprendernos.

En realidad, para que el sector de la construcción pueda crecer sistemáticamente muy por encima del promedio de la economía, deberían superarse las restricciones que operan en la actualidad y que están vinculadas con la disponibilidad de mano de obra, de energía y con la capacidad de producción y logística de los proveedores de materiales. Incluso hay ciudades donde existe una restricción adicional vinculada con la disminución de espacios para construir. Pero la mayoría de estos factores limitantes no podrán superarse en el corto plazo, con lo cual la desaceleración de la expansión sectorial y la convergencia al promedio de la economía parecen inevitables.  

 

La presión por llevar a cabo más desarrollos continuará traduciéndose cada vez más en mayores costos de construcción. Esto, sumado a las señales de estabilización del mercado inmobiliario, terminará por desalentar a los proyectos menos atractivos.

En lo que respecta a la construcción de viviendas, su dinámica estará crecientemente vinculada a la evolución de los ingresos familiares y a la capacidad de endeudamiento (relación cuota-ingreso). Es decir, la perfomance dependerá de la incorporación de las familias de ingresos medios a la demanda efectiva de viviendas. Este proceso muestra una recuperación incipiente, pero su evolución será gradual.

Mientras tanto la recuperación de la construcción destinada a actividades comerciales, industriales y logísticas, hará que estos segmentos ganen su participación en el nivel de actividad total y contribuirán a dinamizar la actividad sectorial.
  

 

Sintetizando, para un correcto posicionamiento debemos tener en claro que el conjunto de la actividad seguirá creciendo durante 2007 y marcará un nuevo máximo. Pero, la desaceleración y la convergencia al ciclo económico general, constituyen una realidad insoslayable, en la medida que no se superen los factores limitantes.

Una torta que crece más despacio implica mayores desafíos. La intensificación de la competencia por captar a los proveedores y a los clientes, exige mayor sintonía fina a la hora de elaborar un nuevo proyecto.