Noticias

Construya Noticias Nº 12

 



Arquitectos en la historia: Frank Gehry

 

Nació con el nombre de Ephraim Goldberg en Toronto, Canadá, pero adoptó más tarde la nacionalidad norteamericana. Se graduó en 1954 de sus estudios de arquitectura y comenzó a trabajar en el estudio de Victor Gruen y asociados en Los Ángeles.

Tuvo que ausentarse durante un año para absolver el servicio militar, y a su regreso fue admitido a la Escuela de Diseño en la Universidad de Harvard para estudiar urbanismo. A su regreso a Los Ángeles se incorporó nuevamente al despacho de Gruen.

 
 
En 1961, ya casado y con dos hijas, Gehry se trasladó con su familia a París, donde trabajó en el estudio de André Rémonder. La educación francófona que había recibido en Canadá le fue de gran ayuda para desenvolverse en París. Permaneció un año, durante el cual estudió las obras de Le Corbusier y otros arquitectos franceses y europeos, así como las iglesias románicas existentes en Francia.
 
 

Cuando regresó a Los Ángeles, Gehry abrió su propio despacho de arquitectura. En los años siguientes fue desarrollando su estilo arquitectónico personal y ganando reconocimiento nacional e internacional. Su arquitectura es impactante, realizada frecuentemente con materiales inacabados.

En un mismo edificio incorpora varias formas geométricas simples, que crean una corriente visual entre ellas. Sus diseños no son fáciles de valorar para el observador inexperto, ya que una buena parte de la calidad de diseño se encuentra en el juego de volúmenes y en los materiales empleados en las fachadas, preferentemente el metal, en todo lo cual sólo el entendido reconoce enteramente la armonía y el diseño estructural.

 
Gehry es uno de los arquitectos contemporáneos que considera que la arquitectura es un arte, en el sentido de que una vez terminado un edificio, éste debe ser una obra de arte, como si fuese una escultura. Para acercarse cada vez más a este ideal, Gehry ha ido trabajando en sus sucesivos proyectos en esta dirección, sin abandonar otros aspectos primordiales de la arquitectura, como la funcionalidad del edifico o la integración de éste en el entorno.
 
 

Gehry ha diseñado más de cincuenta edificios y residencias por todos los Estados Unidos y el mundo, incluyendo el Museo de Guggenheim en Bilbao, España, la Pista de Patinaje Sobre Hielo de Disney, en Anaheim, Estados Unidos, el Museo de los Niños de Los Angeles, el Museo Aeroespacial de California y el Instituto Siquiátrico de Yale. Él también renovó el famoso Hollywood Bowl, agregando esferas de fibras de vidrio, las cuales colgó de la estructura curvada del auditorio para mejorar la acústica del precinto.

Frank Gehry representa determinación, ingenuidad e individualidad. Él ha desarrollado muchos diseños para edificios que son insólitos. Sus diseños son únicos y no copias de la obra de otros. En 1989, Gehry recibió el prestigioso premio Pritzker de Arquitectura por su trabajo.

Lo que más impresiona sobre Gehry es el estilo de sus diseños y la cantidad de muebles y edificios que ha producido.